Profile picture
Mamadrastra @Mamadrastras
, 27 tweets, 5 min read Read on Twitter
Hilo Va| Hoy hago un inciso en mi temática y me pregunto: ¿Por qué estamos todos hablando de #LaManada y no de otros casos? Que un hecho sea TT no es baladí. No es una cuestión de importancia social, es una cuestión de pasta, publi y detalles narrativos.
El asunto de La Manada es uno de esos casos que, informativamente, son una pera en dulce. Los Sanfermines siempre tienen un interés brutal. No solo por la fiesta, sino por todo lo que conllevan (más allá de los encierros, no tienen más que “la fiesta descontrolada”).
Sin embargo, desde hace tres años o cuatro años, algunas imágenes que desencadenan las borracheras son caso de estudio y opinión. Y los medios aprovechan para actualizar su feed de contenidos, que en verano no es muy abundante.
Esto hace que un hecho concreo que ocurra en Los Sanfermines tenga más trascendencia informativa que ese mismo hecho concreto ocurrido en las fiestas de un pueblo perdido de Ciudad Real. Esa trascendencia, en medios, se llama “percha informativa”.
¿Esto qué quiere decir? Pues que si La Manada hubiera actuado en la fiestas de un pueblo perdido, nunca hubiéramos conocido el caso. Pero Sanfermines + Violación en grupo es sinónimo de notición y pasta. ¿Para quién? Para los medios. Por eso estamos hablando de ello.
Cuando ocurre algo así los medios de comunicación se frotan las manos. El interés público, a priori, puede no ser excesivo, pero ya se encargan ellos de que vaya creciendo. Por ello, una vez dan la noticia, empiezan a excavar en ella.
En este caso hablamos de 5 tipos que, ya de por sí, se hacen llamar “La Manada”. Se podrían haber llamado “Los Chicharritos”, pero no, se hacen llamar “La Manada”, algo informativamente importante porque perfila, a priori, la idiosincrasia del grupo. Para un medio es un filón.
Además, todos llevan aspectos representativos. Concretamente, uno de ellos lleva un tatuaje de su apodo en la barriga. ¿Alguien no ha visto la foto de la barriga de “El Prenda”? Es una buena fórmula narrativa (a la vez que visual) para ir perfilando los personajes.
La opinión pública comienza a saber a qué se dedican, dónde viven, qué tatuajes llevan… Conocen a sus familiares, sus vecinos, dónde se han criado… Y poco a poco cinco desconocidos se cuelan en nuestra casa y en nuestras vidas. En una semana han sembrado la semilla.
Cuando llega el juicio comienza la cobertura informativa y los medios dedican un equipo a esa cobertura. Comienzan las filtraciones: whatsapps, otros posibles casos de abuso, paternidades, etc. Y poco a poco seguimos metiéndonos en la historia. Crece el amarillismo.
Conforme se va dando información y aumenta el interés, los medios empiezan a pedir más dinero por la publi de esas páginas o de ese espacio en televisión porque saben que tendrán muchas visitas o espectadores. Y entonces comienza una competi para ver quién ofrece más carnaza.
Este interés de, a priori, los magazines matinales, se extiende a la cadena de TV, que ve que es un contenido rentable y lo explota. Por tanto, cada vez tiene más cobertura en sus informativos, en sus programas de por la tarde, de mediodía… De repente, solo se habla de eso.
Obviamente, las competencia no se puede quedar atrás para no perder espectadores, por lo que hace lo mismos para alimentar el interés de sus fieles, no vaya a ser que salten de Susana a Ana Rosa o al revés y nos joda la cuota de share del día o del mes.
Además hacen su aparición estelar los tertulianos generando alarma social, informando de “sus fuentes”, opinando de lo que les parece (no se trata de dar información, sino de crear opinión e interés en el espectador). Total, el espectador no entiende de leyes ni procesos legales.
Llegado el punto álgido, presentadoras y tertulianas se rajan las vestiduras hablando de la protección de la víctima. Se las rajan mientras muestran datos filtrados del sumario, mientras ponen el caramelo en la opinión pública, mientras siguen poniendo carnaza.
Pero, mientras, esos espacios van aumentando el precio por su publi. Y las marcas se pegan por estar antes o después del espacio el que se debata sobre este tema. ¿Por? Porque sabe que la audiencia estará ahí, esperando a que empiece o se reanude y verá el mensaje de su producto.
En este caso, para más inri, en medio de todo ha cambiado el Gobierno, y como parte de la campaña electoral, ha azuzado el tema con una serie de medidas para “protegernos” y moviendo el punto de pivotaje del debate. Esto a los medios les viene de maravilla para su cobertura.
Una cobertura desmesurada y espectacular (por el espectáculo) que no ha ayudado nada a nadie y, desde luego, no ha ayudado a la víctima.
Una chica que, de no haber sido por el interés suscitado y provocado por los medios, no habría visto cómo se filtraba su identidad, fotos y vídeos de los hechos.
Tampoco habría sufrido una doble victimización ni un doble juicio sobre sus reacciones, palabras, acciones o conclusiones. No habría tenido que hacer frente a un juicio público o, mejor dicho, a un juicio de la opinión pública. A nadie nos gustaría.
Un juicio que abarca desde el “Yo sí te creo” hasta el “Yo no te creo” y del que todos están sacando cacho: desde el Gobierno con sus propuestas hasta los medios con sus manifestaciones pasando por quienes son más famosas por su versión activista que por su versión profesional.
Por eso no me creo a estas presentadoras y tertulianas (es/os) compungidas, luchadoras, rebeldes y puñilevantadas q piden justicia social,que se respete la voluntad de la opinión pública y se juzgue con base a ese sentir. No me creo a quienes consideran una sentencia una afrenta.
Porque ellos colocado a la víctima en una plaza pública. Porque habéis echado leña a una hoguera que debería haber ardido en otro lugar. Pq habéis rentabilizado un dolor con la excusa de informar; porque habéis mercantilizado con la información,con las pruebas y con un proceso.
Hoy estamos hablando de #LaManada y no de otros casos porque los medios la han traído a nuestras casas y no hemos sido capaz de cerrar los ojos ante tal espectáculo. Lo hemos seguido por entregas y les hemos pagado las costas de cobertura.
Nos hemos implicado hasta que nos ha hervido la sangre como si nos lo hubieran hecho a nosotros, a nuestra hija, a nuestros hijos, a nuestra hermana, a nuestros hermanos… Y hemos polarizado la lucha. Y mientras tanto, los grupos de medios haciendo caja.
Pero pasará. Tranquilos porque pasará. Solo tenemos que esperar a próximo caso: probablemente el de un niño asesinado por su madrastra, que también es muy suculento y ya se ha levantado el sumario. Y con eso nos hacemos el verano, que suele ser flojo de contenidos, ¿verdad? FIN.
Añadido: quienes ven en este hilo una defensa a ellos tiene un serio problema de comprensión lectora. Gracias.
Missing some Tweet in this thread?
You can try to force a refresh.

Like this thread? Get email updates or save it to PDF!

Subscribe to Mamadrastra
Profile picture

Get real-time email alerts when new unrolls are available from this author!

This content may be removed anytime!

Twitter may remove this content at anytime, convert it as a PDF, save and print for later use!

Try unrolling a thread yourself!

how to unroll video

1) Follow Thread Reader App on Twitter so you can easily mention us!

2) Go to a Twitter thread (series of Tweets by the same owner) and mention us with a keyword "unroll" @threadreaderapp unroll

You can practice here first or read more on our help page!

Did Thread Reader help you today?

Support us! We are indie developers!


This site is made by just three indie developers on a laptop doing marketing, support and development! Read more about the story.

Become a Premium Member and get exclusive features!

Premium member ($3.00/month or $30.00/year)

Too expensive? Make a small donation by buying us coffee ($5) or help with server cost ($10)

Donate via Paypal Become our Patreon

Thank you for your support!