Profile picture
Pani TheBoss @PaniTheBoss
, 16 tweets, 3 min read Read on Twitter
El 26 de septiembre de 2017 me acosté de madrugada con la sensación de tener dormida la parte derecha de mis labios. No le di importancia hasta que desperté por la mañana y, mientras paseaba a Boss, noté que sentía acorchados tres dedos de mi mano derecha. Había sufrido un ictus.
Yo aún no estaba seguro, así que cogí el coche y fui al trabajo como cada día. Tenía la mosca detrás de la oreja. Ese tipo de sensaciones, y solo en un lado del cuerpo, tenían pinta de ser eso de lo que hablan a veces en la tele o en la radio. Ictus, aneurisma, isquemia... Eso.
Ya en el trabajo, busqué en Internet "síntomas del ictus". Ahí estaba: "es frecuente que el ictus afecte a uno de los lados del rostro, el cual queda prácticamente paralizado y 'relajado'"; "la aparición de extrañas sensaciones relacionadas con el tacto es muy frecuente"...
Blanco y en botella. Me levanté de mi escritorio y les dije a mis compañeros que creía que estaba sufriendo un ictus y me iba al hospital —hay uno muy cerca de mi trabajo. Ellos no daban crédito: yo hablaba y me comportaba con total normalidad, no había síntomas externos...
Se ofrecieron a acompañarme y les dije que no hacía falta, que me sentía bien, pero que tenía algunos síntomas que me hacían sospechar. Pensado con tiempo, hice mal: debería de haberme hecho acompañar. Nunca se sabe si vas a poder llegar por tus propios medios.
Acudí al hospital —ya digo que está apenas a cien metros de mi trabajo—, llegué a la recepción de urgencias, entregué mi tarjeta sanitaria y dije: "creo que he sufrido un ictus". En pocos minutos ya estaba en manos de los médicos, que no paraban de preguntarme cosas básicas.
Querían comprobar mi estado de, digamos, lucidez. Mi capacidad para contar, para recordar, para razonar. Durante los días en que me hospitalizaron, no dejaron de preguntarme para qué sirven unas tijeras, o qué pasa si tiras una piedra al agua...
Yo siempre aprobaba todos sus exámenes con matrícula de honor, pero no era mérito mío: mi ictus solo me había afectado a la sensibilidad, y ni siquiera de medio cuerpo completo. Había tenido muchísima suerte. Toda la suerte del mundo.
No dejo de pensar, pasado el tiempo, en la cantidad de gente que a consecuencia de un ictus, queda paralizada parcialmente o en estado vegetativo. O, simplemente, muere. Yo pude haber sido uno de ellos.
Afortunadamente, mi ictus fue leve. Se supo tras una resonancia magnética. Los neurólogos me informaron de que había sufrido un ictus lacunar ("infarto de pequeño tamaño, generalmente inferior a 15 mm de diámetro lesional").
Mi ictus fue de tipo isquémico, es decir que se me obstruyó una arteria. Podría haberse roto (ictus hemorrágico), y no estar escribiendo ahora esto. Pero aquí me tenéis, vivito y coleando. Me siento tan afortunado...
Y a la vez tan vulnerable y culpable. Sé que mi ictus fue consecuencia de fumar mucho y beber más de la cuenta, sin despreciar las comidas copiosas y poco saludables. Lo sé y algo tengo que hacer al respecto. Supongo que lo haré, pero no es el momento de prometer nada.
Lo que sí necesito es divulgar no ya mi caso, que poco tiene de especial —salvo que no me ha dejado ninguna secuela—, sino la información necesaria para que todos sepamos qué es un ictus y cómo debemos actuar ante la sospecha de que esté ocurriendo.
NO HAGÁIS COMO YO: nada de meterse en la cama y mañana ya veremos. NO. Llamad inmediatamente al 112 y avisad de que estáis sufriendo un ictus, o de que sospecháis de los síntomas. Las tres primeras horas son vitales. Yo tuve suerte, repito. Puedo que tú no la tengas.
Aprended sobre el ictus. En Internet hay infinidad de artículos médicos y/o divulgativos. Hay vídeos, de los que os traigo una muestra. No dejéis de verlo, por favor: podría salvar vuestra vida o la de alguien querido. Aquí lo tenéis:

Y, finalmente, recordad todos los días de vuestra vida que un ictus lo tiene cualquiera, en cualquier momento. No dejéis de repetiros que cada segundo puede ser el último. Así que, sobre todo, amad, literalmente, como si no hubiera un mañana.
Missing some Tweet in this thread?
You can try to force a refresh.

Like this thread? Get email updates or save it to PDF!

Subscribe to Pani TheBoss
Profile picture

Get real-time email alerts when new unrolls are available from this author!

This content may be removed anytime!

Twitter may remove this content at anytime, convert it as a PDF, save and print for later use!

Try unrolling a thread yourself!

how to unroll video

1) Follow Thread Reader App on Twitter so you can easily mention us!

2) Go to a Twitter thread (series of Tweets by the same owner) and mention us with a keyword "unroll" @threadreaderapp unroll

You can practice here first or read more on our help page!

Did Thread Reader help you today?

Support us! We are indie developers!


This site is made by just three indie developers on a laptop doing marketing, support and development! Read more about the story.

Become a Premium Member and get exclusive features!

Premium member ($30.00/year)

Too expensive? Make a small donation by buying us coffee ($5) or help with server cost ($10)

Donate via Paypal Become our Patreon

Thank you for your support!