, 18 tweets, 4 min read
otro asunto de la guerra civil del que la izquierda no se pronuncia.

El Castillo de Castelldefels y la Guerra Civil.

#HILO
desde abril de 1938 hasta el 22 de enero de 1939 el castillo de Castelldefels funcionó como prisión y centro de tortura de desertores y de brigadistas “considerados” reaccionarios o poco dados a la disciplina política de determinadas ideas. (1)
En torno a un millar de diversas nacionalidades pudieron pasar por el castillo, si bien sólo hay constancia y testimonio de unos 700. Los excesos, las torturas y la saña de los responsables de la prisión del castillo, especialmente de los tenientes Copic y Marcel Lantés ... (2)
... hicieron que la situación llegase a altos mandos, que constataron como la impunidad de los carceleros se iba de las manos.
El teniente alemán Hans Rudolph, por ejemplo, fue torturado durante seis días: le arrancaron las uñas de las manos y rompieron brazos y las piernas; (3)
el 14/06/1938, lo arrastraron a un bosquecillo cercano, le pegaron un tiro en la nuca y enterraron. cuenta el italiano Carlo Penchienati, ex comandante de la Brigada Garibaldi, en su libro, Brigate Internazionali in Spagna (delitti della «ceka» comunista), publicado en 1950. (4)
ningún cadáver ha sido hallado.
Los protagonistas de esta historia formaban parte de las Brigadas Internacionales: jóvenes -la mayoría veinteañeros- que abandonaron sus hogares en Francia, Dinamarca, Gran Bretaña o EEUU para luchar, voluntariamente, a favor de la República. (5)
hay muchas preguntas en el aire: ¿cuántos brigadistas fallecieron realmente en el Castillo? ¿Dónde fueron a parar sus cadáveres? ¿Por qué nadie los ha reclamado? ¿Qué extraños hechos acaecieron en el Castillo después de la guerra? (6)
el teniente Copic, al poco de ser nombrado comandante de la misma, ordenó fusilar a unos ¡sesenta presos! Copic fue arrestado y juzgado por los abusos que cometió, pero se libró de ser condenado a muerte. Le sustituyó el teniente francés Marcel Lantés , llamado La hiena, (7)
quien “superó en ferocidad a su predecesor, hasta el punto que el Gobierno español intervino de nuevo, lo mandó arrestar y se abrió un proceso judicial contra él”. Este despiadado tipejo también consiguió evadir la pena de muerte. Su sentencia nunca se llegó a ejecutar. (8)
el periodista Poul Erik Dreyer, también estuvo preso en el Castillo. Recogió sus experiencias en un diario que se conserva en el Real Archivo de la Corona Danesa, en Copenhague (y que publicó la revista El Temps). (9)
Dreyer recuerda al comandante del Castillo, el francés Marcel Lantés, quien “en su momento había sido un hombre excelente, pero después se dio a la bebida y se volvió loco”. Su relato denuncia las infames condiciones en las que debían vivir los presos: (10)
“Nos condujeron a un calabozo medieval, un agujero de perros debajo de la escalera de piedras del castillo. En este agujero cabían tres hombres y un cubo. El techo era tan bajo que teníamos que estar en cuclillas. El italiano se arreglaba como podía, el inglés enloqueció". (11)
"No sé cuánto tiempo estuvimos allí, hasta que un día nos dejaron ir. El inglés era una sombra de sí mismo, un cadáver que caminaba”.
El Castillo Contaba con cuatro tipos de celdas disciplinarias.
(12)
La primera medía ocho metros de largo por tres de ancho en la que estaban una treintena de prisioneros pertenecientes a los batallones de trabajo. La comida que les correspondía consistía en un plato de sopa y una barra de pan al día. (13)
la segunda celda un centenar de prisioneros amontonados en una habitación pequeña y que también tenían un plato de sopa y media barra de pan al día.
La mayoría no tenía ni mantas ni ropa de abrigo, lo que hizo que murieran de pulmonía un par de prisioneros al día. (14)
A los de la tercera celda sólo les tocaba un plato de sopa. Debía haber una docena de prisioneros.
La última celda era la de castigo, situada al lado de la escalera de entrada al castillo y con un techo tan bajo que no se cabía de pie. No recibían alimentación ... (15)
...y estaban expuestos a una intensa humedad que favorecía la aparición de enfermedades como la tiña”.
el italiano Pietro Celli (responsable de la prisión hasta enero de 1939 y corroborado por los guardias y demás personal) declaró que el comandante Marcel Lantés (16)
y el comisario Paul Dumont -ambos franceses- golpeaban salvajemente a los prisioneros, que robaban a éstos, a la familia que vivía en el Castillo y a la población civil de Castelldefels.
cielooscuro.com/2011/historia/…

elgiroscopo.es/castillo-caste…

#FindelHilo
Missing some Tweet in this thread? You can try to force a refresh.

Enjoying this thread?

Keep Current with Josua 🇪🇸

Profile picture

Stay in touch and get notified when new unrolls are available from this author!

Read all threads

This Thread may be Removed Anytime!

Twitter may remove this content at anytime, convert it as a PDF, save and print for later use!

Try unrolling a thread yourself!

how to unroll video

1) Follow Thread Reader App on Twitter so you can easily mention us!

2) Go to a Twitter thread (series of Tweets by the same owner) and mention us with a keyword "unroll" @threadreaderapp unroll

You can practice here first or read more on our help page!

Follow Us on Twitter!

Did Thread Reader help you today?

Support us! We are indie developers!


This site is made by just three indie developers on a laptop doing marketing, support and development! Read more about the story.

Become a Premium Member ($3.00/month or $30.00/year) and get exclusive features!

Become Premium

Too expensive? Make a small donation by buying us coffee ($5) or help with server cost ($10)

Donate via Paypal Become our Patreon

Thank you for your support!