Laura Michel Profile picture
13 Sep, 124 tweets, 24 min read
A punto estamos de comenzar la historia de los #SanPatricios, los soldados irlandeses de México. Espero puedan acompañarme.

Por costumbre tuiteo esta historia los 12 de septiembre de cada año. Eso fue antes de que hubiera hilos en Twitter; este año en particular...
...pensaba simplemente compartir el hilo. Pero como tengo algunos seguidores nuevos y por lo general disfrutamos la dinámica de preguntas en vivo, voy a repetirlo. Y a ver qué sale este año.
El antepasado mis tuits ocasionaron que mi cuenta se suspendiera por sospecha de spam...
...y el asunto no deja de ponerme un poquitillo nerviosa, pero veremos cómo arreglar las cosas en todo caso.

A diferencia de mis #Tweetmarillion, estos tuits están perfectamente preparados, y los cambios con respecto a años anteriores son mínimos. Igual...
...si gustan acompañarme, ya saben que estaré tuiteando en vivo. Cualquier duda, comentario o aportación, que mucho agradeceré, por favor pónganmelo en un reply con el HT #SanPatricios . Procuraré responder a todo en el acto, y retuitear las aportaciones.
Entre los tuits, estaré poniendo links a música en YouTube, para entrar en ambiente. Intentaré poner algo de información extra para las piezas.
La mayor parte pertenecen a la playlist del tema que elaboró @elnocturno (les recomiendo toda la lista).
Comencemos entonces. Hablemos de los valientes #SanPatricios .

(Música: March to Battle, de The Chieftains. Esta pieza fue grabada en Churubusco y las gaitas que se oyen son mexicanas. La narración la hace Liam Neeson).

Van algunos breves antecedentes históricos:

Irlanda era un país que llevaba SIGLOS padeciendo bajo el poder de un imperio expansionista. Los primeros cuatro, se trataba de persecución, asesinatos, mutilaciones, niños que eran azotados por hablar en su lengua materna...
La gran hambruna en 1845 (causada por un hongo en la papa, la base alimenticia de Irlanda) fue la gota que derramó el vaso e hizo que muchos irlandeses emigraran, buscando una vida mejor. La mayoría fue a los Estados Unidos.
Pero los Estados Unidos, descubrirían los inmigrantes, no sólo eran los descendientes de sus antiguos opresores, sino que tenían sus propias ideas extremistas. La doctrina del Destino Manifiesto hacía que otras culturas se vieran como inferiores...
...y los gringos se sentían con la obligación de civilizarlas.
Como alguna vez me dijo mi maestro favorito (de Saint Louis Missouri), la actitud era: "We know how to. Let us show you". Y así todo el tiempo.
Los irlandeses eran tratados peor que animales. Los discriminaban por su apariencia y su religión.

Sobre las apariencias: los irlandeses tienen un no sé qué que los distingue de un anglosajón. En las caricaturas que les hacían en EEUU los ponían con cara de ranita. (?)
En cuanto a la religión... bueno, Irlanda era un país católico. Inglaterra, su invasor, ya había tenido bastante de aquello. No digamos los EEUU.
Sin embargo, un irlandés varón con buena condición física podría ingresar al ejército norteamericano. Muchos lo hicieron, algunos recién bajados del barco, con la promesa de ciudadanía.
Mientras tanto, ¿qué había pasado en México? Los líos con el norte empezaron con el incidente de El Álamo.
El gobierno mexicano, una federación (lo que significa que cada estado tenía relativa autonomía) permitió a inmigrantes norteamericanos instalarse en Texas.
NADIE quería el difícil territorio de Texas. La tierra era árida, necesitaría mucho trabajo. La riqueza estaba bajo la superficie pero nadie la había visto aún.
Los inmigrantes, eso sí, tenían que comprometerse a varias cosas: 1, hacerse ciudadanos mexicanos; 2, convertirse al catolicismo; 3, no poseer armas de fuego.
Adivinen qué fue lo primero que no cumplieron.
Cuando el presidente Santa Anna quiso que el gobierno se hiciera centralista, a los texanos se les ocurrió declarar su independencia. Tenían con qué hacerlo.
Santa Anna no iba a permitir eso, claro; así que marchó a pelear contra ellos. Un ejército mal organizado que recorrió caminos muy difíciles, e igual no tuvo tanto trabajo con los como 300 defensores.
Ajá, la masacre de El Álamo fue espantosa, terrible. Pero lo que hizo ahí Santa Anna, en realidad, fue aplicar de la forma más brutal una ley existente.
En México, la posesión de armas de fuego se consideraba piratería y se castigaba con la muerte.
Total, ya sabemos cómo terminó eso, y si no lo platico rápido. Santa Anna fue capturado posteriormente, obligado a reconocer la independencia de Texas (no oficialmente) y a retirar sus tropas hasta el río Bravo. Nada más. Esto en 1836.
Texas pasó un tiempo como república independiente. En 1845 se anexó a los EEUU. El presidente entonces, James Polk, buscó negociar la venta de California.

Los mexicanos se negaron siquiera a recibir al embajador gringo con la propuesta. Polk decidió buscarle por otro lado.
Recordemos que casi diez años antes, Santa Anna se había comprometido a retirar sus tropas más allá del Río Bravo.
Polk sacó, así nomás por sus pistolas, que el río Bravo era la NUEVA frontera con México, y no el río Nueces, que limitaba Texas.
Mapita: Río Bravo y río Nueces.
Polk envió tropas al sur al mando del general Zachary Taylor. Estas tropas ocuparon la ciudad de Matamoros.
Algunas fuerzas mexicanas se les enfrentaron en el área entre el río Bravo y el Nueces y mataron a unos once. Pero era el pretexto que Polk necesitaba.
Así que Polk presentó la declaración de guerra contra México al congreso, diciendo que los mexicanos habían “derramado sangre norteamericana en suelo norteamericano” (?)
¿Nos fallaba la geografía, presidente Polk? Sigh.
Como sea, Polk se salió con la suya, y los Estados Unidos comenzaron la invasión de México en mayo de 1846.

Las tropas que entraron por el norte iban bajo el mando del general Taylor.
Dos generales se enfrentarían a Taylor en Matamoros: Pedro Ampudia y Mariano Arista. Bajo sus órdenes, se encontraba la llamada Legión Extranjera.

Uno de los miembros de esa legión era John Riley, que había desertado del ejército de EEUU antes de comenzar las hostilidades.
Riley era originario de Clifden, condado de Galway, y una de las ciudades importantes de la hermosísima parte oeste de Irlanda que se llama Connemara.
En Connemara todavía se habla mucho gaélico y se conserva mucha de la tradición cultural. El paisaje es de un verde intenso, y los caminos están rodeados por colinas de piedra caliza blanca, roja y verde también.

Y sí, nuestro John Riley llegó de ese precioso lugar.
Riley estuvo en el ejército inglés, en Canadá, y posteriormente en EEUU. Al desertar, llevó consigo a 45 irlandeses más que estuvieron de acuerdo en pelear al lado de los mexicanos. ¿Por qué?
Hay varios motivos: la discriminación sufrida en EEUU, las promesas que les hizo Santa Anna, la solidaridad por la religión católica... Yo creo que sus razones eran más profundas. Que reconocieron a un país que sufría, igual que el suyo, la injusticia de otro más poderoso.
Por mucho que los “desmitificadores” digan lo contrario, los Estados Unidos SÍ tenían las de ganar en este conflicto, y SÍ eran los fuertes. Pero bueno.
El hecho es que los irlandeses se pusieron del lado del más débil. No vamos a encontrar un pueblo más valiente, la verdad.
(Nota: Muchos irlandeses son pelirrojos. En México, por eso, los llamaron “los colorados valientes”).

Música... esto es parte del soundtrack de la película de Lance Hool One Man's Hero, sobre el tema. ^^

John Riley cambió el nombre de Legión Extranjera a #SanPatricios, y diseñó su bandera característica.

No se conserva ninguna bandera del Batallón, pero Riley la describió en una carta como de color verde, con el arpa de Irlanda y la frase “Erin Go Bragh”, Irlanda por siempre.
El año pasado @AitorIlustrador me hizo favor de prestarme su ilustración del uniforme de los San Patricios y su bandera. ¡Gracias de nuevo! ^^

Los #SanPatricios eran un batallón de artillería. No todos eran irlandeses; entre ellos había escoceses, polacos, alemanes y mexicanos también. Algunos ya eran veteranos de otros conflictos y expertos en su área.
Taylor enfrentó a los San Patricios de nuevo en la batalla de Monterrey. Lo acompañaba, entre otros oficiales, el general David Twiggs.

Monterrey les salió caro a los norteamericanos. Taylor vio morir al 9% de sus tropas y cometió muchos errores.
Al finalizar la batalla de Monterrey, Taylor perdió 50 soldados más. Todos desertaron para unirse a los #SanPatricios.

Monterrey se rindió porque Ampudia temía que los voluntarios texanos en el ejército gringo masacraran civiles, como ya habían hecho.
(Nota: los voluntarios texanos eran una fuerza indisciplinada y difícil. Ni Taylor ni, posteriormente, Winfield Scott, los aguantaban. Venían a México con claro afán revanchista. Tanto les había dolido El Álamo, que no hacían más que recordarlo, pun intended).
(Unos 6 mil de esos voluntarios texanos murieron en México, por cuestiones que nada tuvieron que ver por la guerra: su falta de higiene los hacía muy susceptibles a enfermedades. Ni modo).
Algunos oficiales y soldados gringos observaron que los desertores irlandeses luchaban con una fidelidad y una entereza que “jamás habían mostrado bajo nuestras filas”.

💚
En la batalla de Angostura, los irlandeses diezmaron a los artilleros norteamericanos. A Taylor le informó un oficial: “General, nos están barriendo”.
Taylor le respondió muy molesto: "Yo sabré si nos están barriendo o no, oficial".
Los San Patricios capturaron varios cañones enemigos y los ingenieros mexicanos les cubrieron los flancos.
Lo único que salvó a los gringos de una derrota contundente fue la superioridad de su armamento. Igual no les fue bien.
Ahora, no todos los del grupo irlandés estaban de parte de los mexicanos. Ahí estaba el teniente coronel William Harney.
Harney había de hecho nacido en EEUU de padres irlandeses. Detestaba su pelo rojo, porque le recordaba sus orígenes.
Harney no se encontraba en Angostura; había sido llamado a Washington para responder por desobediencia directa a sus superiores.
Era un tipo violento, agresivo, tenía un genio de los mil demonios, y odiaba a sus compatriotas renegados.
Cuando se enteró de la paliza que les habían puesto en Angostura, probablemente Harney juró que se vengaría.
Ya llegaría su momento.
(Música).

Como sabemos, la guerra en México no sólo ocurrió por el norte. Mientras ocurría todo esto que relatamos, el general Winfield Scott comenzaba a invadir por el lado de Veracruz.
Cada vez era más claro que México era una causa perdida; sin embargo, muchos irlandeses seguían uniéndose a los San Patricios.
Algo que aprendí la última vez que fui al @MIntervenciones en Churubusco fue un hecho de lo más vergonzoso: las tropas mexicanas estaban hambrientas porque sus compatriotas preferían vender comida a los gringos, que les pagaban más. 😓
Con el país en la situación actual, ese pedazo de historia nuestra me causa todavía más vergüenza y rabia. Creo que fue ese tal John Galt (personaje ficticio, no le busquen) el que dijo que ningún árbol se arranca la raíz y ningún pájaro las plumas.

¿Qué creen? Hola, México. 😦
Los #SanPatricios estarían en cinco batallas importantes en total; la última fue justamente Churubusco.
La defensa del Convento de Churubusco estuvo a cargo de los oficiales Manuel Rincón, Pedro María Anaya y John Riley.
Los norteamericanos atacaron, a su vez, con tres fuerzas: las de los generales Twiggs, Worth y Scott.

La batalla de Churubusco duró apenas tres horas, y fue la más sangrienta de toda esta guerra.
Al principio, dos cargas del general Worth fueron rechazadas; Scott no pudo avanzar tampoco, hasta que ordenó rodear el convento y bombardearlo.

La pared sur quedó debilitada, debido a una explosión que destruyó las reservas de parque. Los gringos comenzaron a escalarla.
Rincón ya había enviado varios mensajes urgentes a Santa Anna solicitándole más municiones; en aquel momento un vagón con algunas cajas pudo introducirse en medio de la pelea.
Pero Rincón se dio cuenta de que esas municiones eran norteamericanas, y no servían para sus rifles. Riley vio que sus San Patricios las podrían usar.

Los mexicanos se defendieron a bayoneta y golpes; los #SanPatricios efectuaron una última resistencia armada.
Desde los parapetos del convento, los San Patricios les tiraban casi en la cara a los atacantes, a unos tres metros de distancia.
Ya sin esperanzas, un soldado mexicano levantó una bandera blanca de rendición. El joven capitán Patrick Dalton, un San Patricio, la bajó.
Al ver esto, el general Anaya ordenó a sus tropas que siguieran peleando, si era preciso con las manos desnudas.
😳
Dos veces más se levantó la bandera blanca, y dos veces más uno de los San Patricios la bajó.

Finalmente, un oficial norteamericano, al ver que eso se estaba convirtiendo en una masacre sin sentido, fue quien usó su propio pañuelo blanco como bandera.
Los generales Rincón y Anaya rindieron sus espadas. Éste último fue interrogado por Twiggs.

Twiggs: General, ¿dónde está su parque de municiones?
Anaya: Si hubiéramos tenido parque, no estaría usted aquí.
El general Anaya no fanfarroneaba. Observen ustedes los siguientes datos:

Bajas mexicanas: 139 muertos, 99 heridos, 104 oficiales capturados, 1155 soldados prisioneros.

Bajas gringas: 137 muertos, 879 heridos, 40 desaparecidos.
35 San Patricios murieron en Churubusco. 85, entre ellos Riley, fueron capturados. Otros 84 consiguieron escapar y más adelante reorganizarse.

Scott ordenó juzgar a los prisioneros bajo consejo de guerra, aunque no todos eran desertores, y NINGUNO era ciudadano norteamericano.
Para demostrar la “imparcialidad” del juicio, Scott nombró a nuestro viejo amigo Harney cabeza de uno de los consejos.
Éste, hijo de irlandeses, dijimos, sí era ciudadano norteamericano. Había alcanzado su puesto en el ejército por ocultar sus raíces y renegar de su religión.
Además de indisciplinado, Harney tenía fama de cruel y sádico,y odiaba profundamente a los suyos.

No he visto nunca a alguien que trate peor a un mexicano que otro mexicano. Por desgracia, México e Irlanda también se parecen en esto. 😔
Con todo y la faramalla del dizque juicio, el destino de los #SanPatricios prisioneros ya estaba sellado.

(Música).

En los juicios, algunos de los irlandeses se pusieron a decir que nunca habían disparado una bala contra los gringos, que habían llegado a México tras una señorita o que habían desertado borrachos.
El joven capitán Dalton contó una larguísima historia en la que narraba cómo se había metido en México y cómo Santa Anna lo había amenazado de muerte.
Los oficiales gringos jamás entendieron que lo que estos hombres estaban haciendo es parte de de la cultura irlandesa: contar largos y entreverados CHISTES, y acabaron consignando lo que les dijeron como declaraciones serias. Ah, con ellos.
(Eso de los chistes largos lo hacemos también en México. Recuérdenme un día y les cuento un ejemplo de cada caso). ^^
De manera caprichosa, Scott condenó a muerte a la mayor parte de los prisioneros. A algunos se les conmutó por otro castigo, entre ellos al capitán Riley, que, como dijimos, había desertado antes de iniciar el conflicto.
El 10 de septiembre de 1847 comenzaron los castigos.
A Riley y a varios de sus hombres los hicieron azotar con látigos de nueve tiras de cuero. La sentencia fue de 50 azotes, la máxima en el ejército.
Los azotes fueron dados por unos arrieros mexicanos, amenazados con el mismo castigo si no lo hacían “con ganas”.
Durante el castigo, Twiggs, "casualmente", perdió la cuenta de los azotes hacia la mitad. Al final, no se detuvo sino hasta el número 59.
Ya para entonces, las espaldas de los prisioneros parecían tiras de carne cruda colgando de una carnicería, dijo un testigo.
Después, cada prisionero fue marcado al rojo vivo con un hierro con la letra D, de “desertor”. Algunos en la cadera; Riley y otros en la mejilla derecha.
Aquí ocurrió algo curioso; el soldado que marcó a Riley le puso la D al revés. Le ordenaron repetir la marca en la mejilla izquierda.
En la plaza de San Ángel, se improvisó una horca para la primera tanda de condenados a muerte.

(Nota: a los desertores se les solía castigar con el fusilamiento. La horca estaba reservada a los espías y a los asesinos de civiles).
Esa horca era un vil palo, sostenido por otros tantos, de unos 4 metros de altura. Junto a él se apoyaron unas carretas de mulas.
Los prisioneros se tenían que parar en las carretas con el lazo anudado en la garganta.
A una orden, las carretas se movieron y los pies de los prisioneros quedaron en el aire.

(Nota: una horca común tiene como una trampa que hace que el condenado dé un salto y se rompa el cuello con el lazo. Ésta no permitía el salto, así que los prisioneros murieron por asfixia).
El nudo del joven capitán Dalton estaba mal hecho. Lo dejaron colgando algo así como 10 minutos, mientras luchaba por respirar hasta el final.
Después de las ejecuciones, Riley y los otros prisioneros recién azotados fueron obligados a cavar tumbas para sus compañeros.
Quedaban aún 30 prisioneros condenados a muerte. Pero a ellos les tenían una sorpresa: William Harney sería su verdugo.
(Música).

(Si pueden, por favor, a esta pieza denle replay y replay hasta que lleguemos a Chapultepec). 😢
La mañana del 12 de septiembre, Harney ordenó la construcción de una segunda horca, más improvisada que la anterior, en un cerro con vista al Castillo de Chapultepec.
Al día siguiente, cuando empezó el ataque sobre el castillo, Harney llevó a los prisioneros en marcha hacia aquel cerro, que estaba cerca de Mixcoac.
Desde donde estaban, se podían oír las balas y cañonazos.
Harney hizo poner el lazo a los prisioneros, y les anunció que el momento de su muerte sería cuando la bandera gringa ondeara sobre Chapultepec.
Los prisioneros protestaron. Algunos empezaron con las bromas otra vez.
Uno dijo: Pues si tenemos que esperar a que su asqueroso trapo esté sobre el castillo, vamos a vivir para comernos el ganso que engorde comiendo el zacate de su tumba, coronel.
Cuando vio que sólo había 29 prisioneros y no los 30 que le habían ordenado colgar, Harney preguntó que quién faltaba.
Le dijeron que uno de los San Patricios había perdido ambas piernas en la batalla, y ahora agonizaba. Él dijo: “Traigan al maldito hijo de perra”.
Y el cabo Francis O’Connor, con sus muñones sangrando, fue colocado en una carreta con sus compañeros. 😢
La resistencia de Chapultepec, que albergaba el Colegio Militar y que comandaba el general Nicolás Bravo, fue tan fiera como la de Churubusco. Eso nadie se lo esperaba (los defensores eran adolescentes).
Pasaron las horas, salió el sol, y a los #SanPatricios, atados de manos y pies y ya con la soga al cuello, empezaron a picarles los mosquitos y jejenes.
Algunos consiguieron aflojar las ligaduras para recargarse en las carretas; otros empezaron medio a columpiarse en las horcas.
Las bromas continuaron. Al parecer, todos pretendían hacer enojar a Harney para que diera la orden de una buena vez.

Cuatro horas estuvieron los San Patricios ahí, bajo el sol, con el montón de insectos, con mucha sed, sin el consuelo de un sacerdote.
Finalmente, cuando cayó Chapultepec, Harney levantó su espada como si no tuviera la menor importancia, y las carretas se movieron.
(Música).

Ocho #SanPatricios que faltaban de castigo fueron atados bajo la horca, con sus compañeros todavía asfixiándose, y recibieron sus azotes y marcas de fuego. 😢
¿Por qué fueron los gringos tan crueles con los #SanPatricios? No todos eran desertores; ninguno era ciudadano norteamericano.

Mi teoría es que por RENCOR. Los San Patricios estuvieron muy cerca de darles en la torre.
Total; las fuerzas de Scott ocuparon la ciudad de México. A los soldados se les toleró el saqueo, los asesinatos y las violaciones.
Scott no se preocupó sino hasta que sus tropas empezaron a asaltar a ciudadanos norteamericanos residentes o de paso por México.
El tratado de Guadalupe-Hidalgo, firmado el 2 de febrero de 1848, puso fin oficialmente a la guerra con los EEUU.
México reconoció la independencia de Texas, cedió California y puso la frontera en el Río Bravo. 😕
(Nota: Nos pudo haber ido peor. Algunos congresistas gringos exigían la anexión de TODO el territorio nacional. Pero otros, por ejemplo Lincoln, protestaron. La guerra con México tuvo una impopularidad muy semejante a la de Vietnam).
Los San Patricios sobrevivientes (entre ellos Riley) permanecieron prisioneros hasta el 11 de junio de ese año.
Se reorganizaron como batallón. Ante la sorpresa de Scott y Worth, varios de sus soldados leales solicitaron su baja para unirse a ellos. 😮
💚
Cuando el mismo mes el ejército gringo salió del palacio nacional, la guarda de honor que izó la bandera mexicana estaba compuesta por San Patricios.

La unidad de #SanPatricios se disolvió el año siguiente. Algunos pidieron regresar a Irlanda y el gobierno les pagó el pasaje.
Otros se incorporaron al ejército mexicano. Quienes se quedaron se distribuyeron en la capital, y en los estados de Veracruz, Hidalgo, Guerrero, Puebla y Jalisco.
El destino final del capitán Riley es lo que nos tiene perdidos.
Se encontró en Veracruz un acta de defunción a nombre de un tal "Juan Reley" donde decían que esa persona había fallecido por el exceso de alcohol. Suena a chiste irlandés, pero...
...el doctor Michael Hogan, que es la persona que más sabe de los #SanPatricios en este mundo y mi fuente principal de información, ha seguido escarbando. Él piensa que John Riley y Juan Reley no son la misma persona.
La verdad estoy de acuerdo con él.
Pudo haberse quedado, pudo haberse ido. Espero que algún día tengamos más pistas.
Como sea, John Riley es uno de mis mexicanos favoritos. 💚
Y así termina este episodio de la guerra de intervención norteamericana. ¿Perdimos la guerra? Oh, sí. Pero permítanme preguntar: ¿Y...? 😶
Ya estuvo bueno de estarse revolcando en las desgracias del pasado. No nos definen, nunca nos definieron, o en todo caso, no DEBERÍAN.

En lugar de terminar mi narración como todos los años con un exhorto, voy a proponer una especie de operación aritmética...
Si a una invasión de hace poco más de siglo y medio en un país desbaratado por conflictos internos, debilitado, desunido, le añadimos un batallón extranjero dispuesto a derramar su sangre por nosotros, ¿CUÁNTA PINCHE VERGÜENZA DEBERÍA DARNOS LO QUE OCURRE AHORITA EN MÉXICO?
😤
¿Merecemos a los #SanPatricios? ¿Merecemos su sacrificio? ¿Que pelearan por nuestra libertad cuando ahora resulta que elegimos ser esclavos de LO QUE SEA con tal de no responsabilizarnos? ¿Dejamos que derramaran su sangre para dedicarnos nosotros a sangrar a nuestro propio país?
La respuesta es no. Mil veces no. Pero como tampoco se trata de quedarnos ahí, les propongo que nos quitemos el estúpido papel de mártires (porque mártires, la palabra significa "testigos", fueron los #SanPatricios), y a nosotros nos corresponde honrarlos.
Cada quién deberíamos saber en nuestra propia conciencia cómo honrar a los #SanPatricios. Por lo pronto, les propongo la misma reflexión de otros años:

Soldados de un país lejano se pasaron a nuestro lado, a una causa casi perdida, porque para ellos era justa. 💚
No hay OTRO episodio en la historia en el que se haya visto algo similar. Somos privilegiados. 💚
¿Perdimos la mitad del territorio nacional? Sí, ¿y? Ganamos UN PAÍS HERMANO entero.

Los #SanPatricios merecen mínimo nuestra gratitud y nuestro reconocimiento. ☘️
Erin Go Bragh! ¡Viva México!

🇮🇪💚🇲🇽☘️

(Más música).

Espero que les haya gustado esta historia. Si quieren saber más, mis fuente principal es el doctor Michael Hogan, a quien ya mencioné, académico norteamericano-irlandés, residente en Guadalajara, y una persona muy linda.
El Dr. Hogan ha escrito varios artículos sobre el tema, pero la mejor referencia que pueden hallar es The Irish Soldiers of Mexico, que con un poquito de suerte también es conseguible en español.
Si todo falla, se puede hallar en Kindle.
Aquí tienen el libro.
El Dr. Hogan fue también asesor de la única película, hasta donde sé, ha tratado este tema: One Man's Hero, de Lance Hool, prácticamente vetada en los cines de Estados Unidos.
Aquí, el doctor con uno de los actores de la movie, y un par de escenas medio borrosas (sorry). ^^'
Esta placa con los nombres de los #SanPatricios se colocó en San Jacinto, el lugar de las ejecuciones, en 1959.
Se añadió este busto del capitán Riley en 2010. La inscripción abajo dice "a la mano derecha de Dios que su alma fue fiel”. Uhhh... creo.
Éste es el monumento a John Riley que se encuentra en su natal Clifden. Según tengo entendido por estas fechas ponen también la bandera mexicana.
Y ya para terminar... por favor vean esta preciosidad de homenaje estilo manga que se hizo con la canción Saint Patrick's Batallion de David Rovics. 💚💚💚

Para la traducción de la letra y algunas notas, les dejo esta entrada de mi viejo blog.

lacasadeaisling.blogspot.com/2008/09/erin-g…
Muchas gracias por acompañarme. Espero que les haya gustado este hilo.

Buenas noches/buenos días a todos. ^^

• • •

Missing some Tweet in this thread? You can try to force a refresh
 

Keep Current with Laura Michel

Laura Michel Profile picture

Stay in touch and get notified when new unrolls are available from this author!

Read all threads

This Thread may be Removed Anytime!

PDF

Twitter may remove this content at anytime! Save it as PDF for later use!

Try unrolling a thread yourself!

how to unroll video
  1. Follow @ThreadReaderApp to mention us!

  2. From a Twitter thread mention us with a keyword "unroll"
@threadreaderapp unroll

Practice here first or read more on our help page!

More from @Aisling_

3 Feb
Porquito tarde pero si están viendo el #SuperBowl ... no pasa nada. Arrancamos con el #Tweetmarillion de hoy, y espero que puedan acompañarme, hoy, mañana o más al rato, con la @STolkiendiliMex . Hoy comentaremos un poco la historia de Gandalf, el mago. ^^
@STolkiendiliMex Mis tweets no están preparados, pero traigo notas. Voy a estar tuiteando en vivo, pero podemos seguir la plática en la semana si gustan ustedes. Cualquier pregunta, comentario o aportación, que mucho agradeceré, por favor pónganmelo en un reply con el HT #Tweetmarillion . ^^
@STolkiendiliMex Estuve dudando un poquito sobre este tema; después de todo, Gandalf es uno de los personajes que mejor conocemos, ya sea a través de los libros o de sus adaptaciones. Espero no repetirme con eso, y aportar algunas cosillas extra. ^^'
Read 110 tweets
1 Aug 19
Bueno pues. Les estaba contando hace unos días que la primera vez que leí Harry Potter lloré con mucho desconsuelo. Piqué un poquito la curiosidad de algunos de ustedes, timeline, así que iré poniendo la triste historia a intervalos; ténganme paciencia.
Fíjense que cuando salió Harry Potter al mercado, un amigo de mi entonces novio (actual marido) me lo recomendó según eso muchísimo. Que porque era del tipo de cosas que me gustaba, que muy bueno, que no sé qué.
Yo estaba armando lo que llegaría a ser mi preciosa biblioteca. Acogí con entusiasmo la recomendación. Para entonces habían salido me parece que tres libros a la venta e imaginaba un espacio en uno de mis libreritos con la serie completa (no estaba segura de cuántos serían).
Read 59 tweets
22 Apr 19
Por lo pronto, déjenme platicarles que hoy si me aventé casi toda la mañanera. Estoy asombrada. Mucho. Y la verdad, estoy también muy asustada. Como que por fin me cayó el 20 sobre las manos en las que está mi país, y estará por lo menos los próximos seis años. 😳
El presidente volvió a repetir el rollo de costumbre. Bien. Pero cuando se le preguntó que por qué no había reaccionado oportunamente a los hechos en Minatitlán, respondió que sí lo había hecho, pero que la prensa fifí lo había atacado por citar la Biblia (?).
(La biblia la citó en dos ocasiones; una, mucho antes de los hechos, y la segunda, 12 horas después, y fue un mensaje agresivo hacia los “conservadores”. )
Nadie le dijo claro, eso sí, que mínimo se esperaba un mensaje de condolencias. 😳
Read 9 tweets

Did Thread Reader help you today?

Support us! We are indie developers!


This site is made by just two indie developers on a laptop doing marketing, support and development! Read more about the story.

Become a Premium Member ($3/month or $30/year) and get exclusive features!

Become Premium

Too expensive? Make a small donation by buying us coffee ($5) or help with server cost ($10)

Donate via Paypal Become our Patreon

Thank you for your support!

Follow Us on Twitter!