Para entender la experiencia musical y el miedo escénico, voy a hacer un hilo sobre el aspecto neurocientífico de la música. Para ser óptimos en el estudio, tenemos que conocer como funciona nuestro cerebro.
LA MÚSICA Y EL CEREBRO: Todos los seres humanos, sin importar de qué sociedad o contexto cultural formemos parte, somos capaces de reconocer la música cuando la oímos y de reproducirla y hasta crearla, aunque sea mediante la voz y el canto.
El hecho de que sea un fenómeno transcultural nos sugiere que en nuestro cerebro existe un impulso básico que nos anima a escuchar o producir música. Y en efecto, es así.
Nacemos con dos sistemas innatos de creación y procesamiento de sonidos: uno para las lenguas, que incluye vocales, consonantes, el timbre y características básicas del lenguaje; y otro que tiene que ver con ritmos, tonalidades y secuencias que asociamos a la música.
La música y el lenguaje comparten una serie de áreas cerebrales, como la de Broca, situada en el hemisferio izquierdo. En definitiva,
todos podemos hacer música.
La música tiene efectos claros sobre el cerebro ya que es un estímulo que enriquece los procesos sensoriales, cognitivos (como el pensamiento, el lenguaje, el aprendizaje y la memoria) y motores, además de fomentar la creatividad y la disposición al cambio.
Aunque la capacidad para entender y percibir melodías es una facultad innata que no requiere preparación, se ha demostrado que el procesamiento de la música en personas preparadas es sustancialmente distinto del que tiene lugar en el cerebro de una persona no formada.
Un entorno musical puede inducir cambios estructurales neuroplásticos en el cerebro mejorando la neurotransmisión y la génesis de nuevas neuronas. En los músicos, además, la preparación motora es intensa,
por lo que se producen también cambios estructurales en las regiones cerebrales motoras.También se ha comprobado un aumento en el volumen del cerebelo y del cuerpo calloso, este último encargado de conectar y comunicar los dos hemisferios cerebrales.
LA EMOCIÓN, LA MEMORIA Y EL APRENDIZAJE: Las emociones primarias son procesos neurofisiológicos específicos y precodificados, nacemos con ellos. Hay seis emociones básicas que se reconocen sin importar sexo, edad o cultura.
Estas son: miedo, ira, tristeza, alegría, sorpresa y asco.
De estas emociones básicas derivan las secundarias, algunas son: felicidad, ternura, nostalgia, etc. Y a partir de la construcción social de estas emociones, se crean los sentimientos, como el amor.
Para resumir, nacemos con emociones, y a medida que vamos creciendo y relacionándonos se van construyendo los sentimientos.
Los intérpretes musicales son capaces de comunicar a los oyentes (al menos) cinco emociones diferentes: felicidad, enfado, tristeza, ternura y miedo. Estas emociones pueden, además, recordarse por largo tiempo.
También está comprobado que nuestro cerebro recuerda con mayor facilidad y durante más tiempo aquellos fragmentos musicales que despiertan en nosotros emociones de mayor intensidad. El placer musical libera endorfinas, y eso genera a nuestro cuerpo sensaciones de bienestar.
Pero las emociones no sólo están relacionadas con nuestra actividad musical sino con nuestros procesos de memoria. Se graba en la memoria lo que deja huella emocional.
Y cuando hablamos de memoria, hablamos de un sistema cerebral que nos permite almacenar información durante un tiempo indefinido, que depende de la solidez con la que hemos aprendido algo.
La memoria a largo plazo se encarga de consolidar nuestros aprendizajes, y las emociones son un condicionante para una buena consolidación de lo aprendido. Por lo tanto,
la enseñanza musical no debe buscar solo la técnica, sino la comunicación de emociones.
LAS NEURONAS ESPEJO: ALIADAS DE LOS ESTUDIANTES DE MÚSICA.
Las neuronas espejo son un tipo especial de neuronas que tienen la asombrosa capacidad de transmitir impulsos eléctricos no sólo durante la ejecución de una acción particular, sino también durante la percepción de la acción llevada a cabo por otra persona.
Este sistema de neuronas está distribuido en diferentes áreas del cerebro y transforman la información sensorial que percibimos sobre el comportamiento de otros individuos en patrones de actividad neuronal equivalentes del propio sistema motor.
Para que se entienda sin tanto tecnicismo, estas neuronas se activan cuando vemos a alguien realizando una actividad, y guarda la información de los movimientos como si realmente los hubiéramos realizado.
Al contrario de lo q se suele pensar, el aprendizaje no se consigue exclusivamente a través de esfuerzos deliberados, como el estudio y la práctica en primera persona. Una forma de aprendizaje muy importante es la observación.También funcionan si imaginamos que hacemos la acción.
Como estudiante de piano, no sólo le dedico horas de estudio al instrumento.También observo mucho como tocan otros pianistas profesionales y concurría (antes de la pandemia) a conciertos y clínicas sean de mi instrumento o de otros.
Pero lo que más me sirve en situación de audición, es leer la partitura el día del concierto antes de tocar, e imaginarme que estoy tocando el piano. Me resulta sumamente complicado combinar en mi mente las teclas, la digitación correcta y los sonidos.
La primera vez lo hice 15 minutos antes de mi exposición, y para mi sorpresa, la audición salió tan bien que fue la primera vez que disfruté de tocar en público.
PLASTICIDAD NEURONAL: PODEMOS ESTUDIAR A CUALQUIER EDAD
El cerebro adulto sigue conservando una gran plasticidad que permite aprender y memorizar. El cerebro se moldea. Los músicos tenemos la corteza auditiva un 25% más grande que las personas que no practican ningún instrumento musical.
En un violinista, el hemisferio derecho, particularmente la zona de los dedos de la mano izquierda es más grande. No son necesarios largos años de entrenamiento para que se produzcan cambios observables en nuestro cerebro.
Solo cinco días de práctica ya modifican las áreas sensomotoras.
TIPS:
✔️ La música es innata. Nacemos con la capacidad de hacer música. No existe el “no nací para esto”.
✔️ Tocar piezas musicales que nos generen emociones y placer ayuda a nuestro aprendizaje.
Conectarnos con nuestro repertorio es fundamental para aprenderlo bien y fijarlo en nuestra memoria.
✔️ No sólo aprendemos tocando, también aprendemos cuando vemos tocar a otros.
Compartir, tocar para otros y ser espectadores con nuestros compañeros nos ayuda a vencer el miedo al público, a socializar, transmitir y aprender.
✔️ No importa que edad tengamos, siempre podemos estudiar.
✔️ Dedicarle unas horas por día, (o lo que se pueda) al estudio de un instrumento no sólo nos ayuda avanzar técnicamente, sino que mantiene nuestro cerebro saludable y plástico.
Proximamente voy a hacer un hilo con hábitos de estudio.
Espero que les sirva! 🧠

• • •

Missing some Tweet in this thread? You can try to force a refresh
 

Keep Current with 💚 REGINA PHALANGE 💚

💚 REGINA PHALANGE 💚 Profile picture

Stay in touch and get notified when new unrolls are available from this author!

Read all threads

This Thread may be Removed Anytime!

PDF

Twitter may remove this content at anytime! Save it as PDF for later use!

Try unrolling a thread yourself!

how to unroll video
  1. Follow @ThreadReaderApp to mention us!

  2. From a Twitter thread mention us with a keyword "unroll"
@threadreaderapp unroll

Practice here first or read more on our help page!

Did Thread Reader help you today?

Support us! We are indie developers!


This site is made by just two indie developers on a laptop doing marketing, support and development! Read more about the story.

Become a Premium Member ($3/month or $30/year) and get exclusive features!

Become Premium

Too expensive? Make a small donation by buying us coffee ($5) or help with server cost ($10)

Donate via Paypal Become our Patreon

Thank you for your support!

Follow Us on Twitter!