La conferencia en los salones Pharus en 1927, evento que se conoce como el inicio de la conquista de Berlín por parte del Nacional Socialismo.
Hilo realizado a partir del diario de Goebbels y recogido en el libro: «La Conquista de Berlín».
Goebbels fue enviado a Berlín por Adolf Hitler para tratar de recomponer el partido en la capital alemana. En aquel entonces la célula berlinesa se encontraba desperdigada, llena de conflictos internos y de sujetos contrarevolucionarios que más que aportar al movimiento, restaban
Tras realizar purgas internas y crear una hermandad con los militantes Goebbels, como jefe de distrito, tardó solo dos meses en tener una militancia con una dogmática fuerte y uniforme en Berlín.
Como él mismo escribe en su diario tras depurar la célula berlinesa:
«Pensaban que no se debía renunciar a este puñado de miembros que daban la espalda al Partido. La ulterior evolución mostró que lo que entonces perdimos numéricamente fue recuperado diez, cien y mil veces por una organización combativa sana y afirmada en sí misma».
Cuando un movimiento pequeño, con falta de agitación y actividad propagandística pasa desapercibido para sus enemigos, estos lo ignoran. Pero en el momento que despega, sus enemigos, para contrarrestarlo, suelen utilizar tácticas de terrorismo y propagación de mentiras.
Cuando el movimiento NS se hizo fuerte en Berlín, el bolchevismo (que dominaba la calle) de la mano de la socialdemocracia (que dominaba los puestos públicos) encontraron en el Nacional Socialismo un enemigo común.
Esto se tradujo en enfrentamientos diarios en las calles berlinesas, dónde era normal que miembros del KPD asesinaran o dieran palizas a integrantes/simpatizantes del creciente NS. Mientras toda la prensa, al servicio de estos, vertían mentiras sobre lo acaecido.
Goebbels organizaba debates, invitando a miembros del KPD para discutir sobre política. Estos terminaban en su gran mayoría con miembros del NS heridos en el hospital.
«Los miembros del KPD trataban de sustituir con palos y puñales lo que les faltaba de argumentos intelectuales»
Goebbels decide realizar una jugada maestra. Organizar una charla con nombre: «El derrumbe del estado burgués clasista», nada menos que en los salones Pharus (centro por excelencia del KPD) el 11 de febrero de 1927.
Un abierto desafío para dar a entender que Berlín no era roja.
Era de esperar que tal «provocación» tuviera respuesta y así fue. Ya que el marxismo, como bien se sabe, considera un atrevimiento el hecho de que un hombre con ideas nacionales exhiba abiertamente su credo en un barrio obrero.
La entrada al teatro a rebosar combatientes del frente rojo y dentro del mismo 2/3 partes del teatro compuesto por los mismos. Goebbels relata que su mayoría se encontraban ebrios para armarse de coraje.
La disposición era la siguiente:
Goebbels de orador en el escenario.
Delante de él 15-20 miembros de la SA y la SS.
Detrás de él, gente leal al movimiento dispuestos a enfrentarse al enemigo.
En la sala, rojos esparcidos y al fondo a la derecha un grupo con un agitador.
Ese agitador no paraba de interrumpir cualquier intento de realizar la charla; se intentó llamar al sosiego sin efecto alguno. Hasta que Goebbels pidió a un SS que le trajera al agitador al escenario y aquí comenzó el enfrentamiento.
Cervezas, sillas, mesas volando de lado a lado. Todo parecía perdido ante la sorpresa del ataque; pero la SS y a SA supieron mantener el tipo demostrando que la cantidad no hace la calidad. (+)
(+)«Si bien el Partido Comunista tiene masas detrás suyo, estas masas, en el momento en que chocan con adversarios firmemente disciplinados y unidos por juramento a una causa, se acobardan».
Relata Goebbels la escena de un joven de la SA (que terminó siendo su camarada más leal), parado a su lado que recibió un vasazo de cerveza en la cabeza y cayó al suelo lleno de sangre. Este pasado unos segundos se levantó y con firmeza devolvió un botellazo a los enemigos.
Tras echar a los agitadores de la sala, se decidió continuar la reunión. Los charcos de sangre estaban por todos lados. Los miembros de las SA y SS estaban exahustos y heridos. Se dispuso de la caridad obrera de los presentes para transportar a los heridos a los hospitales.
Los heridos salían por la puerta en camillas y los rojos les gritaban y escupían dantescamente: «¿Todavía no ha estirado la pata este?»
Algo similar sucede hoy en día con la «conciencia proletaria», donde se odia al obrero por ser patriota o no seguir los estándares izquierdistas
Al día siguiente toda la prensa al servicio de la izquierda se hizo eco de lo sucedido en la sala Pharus; distorsionando lo acaecido y tratando de alzar la voz de los proletarios para unirse contra el fascismo. Lo que hizo aumentar la persecución hacia miembros del NSDAP.
Así comenzaba la «La Conquista de Berlín».
«Un movimiento combatiente debe ser llevado a la lucha, y si el partidario ve que la conducción marcha adelante combatiendo no sólo en la teoría, sino también en la práctica, entonces bien pronto le tendrá confianza».

• • •

Missing some Tweet in this thread? You can try to force a refresh
 

Keep Current with 🏴A⚙️

🏴A⚙️ Profile picture

Stay in touch and get notified when new unrolls are available from this author!

Read all threads

This Thread may be Removed Anytime!

PDF

Twitter may remove this content at anytime! Save it as PDF for later use!

Try unrolling a thread yourself!

how to unroll video
  1. Follow @ThreadReaderApp to mention us!

  2. From a Twitter thread mention us with a keyword "unroll"
@threadreaderapp unroll

Practice here first or read more on our help page!

More from @revolt_modern

15 Apr
Nicola Bombacci, apodado el «Papa Rojo», nació en 1879 Forli. Su familia de tradición católica, con un padre que perteneció al ejercito papal, le obliga a entrar al seminario, el cual abandona tras la muerte de este y decide formarse para ser maestro.
Una de los puntos que determinan en la formación de Bombacci es la región en la que nace. Región en la que la lucha obrera y las revueltas campesinas habían tenido un impacto significativo.
Así, en 1903 pasa a engrosar las listas del Partido Socialista Italiana (PSI).
Bombacci era conocido por su gran labor organizativa y no le costó mucho ascender dentro del partido, donde llegará a ser Secretario General del Comité Central del partido y diputado; donde llegará a conocer a una de las promesas del socialismo: Benito Mussolini.
Read 26 tweets

Did Thread Reader help you today?

Support us! We are indie developers!


This site is made by just two indie developers on a laptop doing marketing, support and development! Read more about the story.

Become a Premium Member ($3/month or $30/year) and get exclusive features!

Become Premium

Too expensive? Make a small donation by buying us coffee ($5) or help with server cost ($10)

Donate via Paypal Become our Patreon

Thank you for your support!

Follow Us on Twitter!