La privatización de la escuela pública no es nada nuevo: hace mucho que las grandes empresas descubrieron la enorme oportunidad de negocio en ella y que comprendieron que la necesitaban para la creación de un nuevo sujeto, sujetado al individualismo y al consumo. ¿Y qué hicieron?
Pues, entre otras cosas, penetraron en el espacio público creando sus propias fundaciones de cara más amable, revestidas de una apariencia altruista que les concede una tramposa legitimidad para emitir discursos sobre lo pedagógico o incluso para desarrollar programas educativos.
Estas fundaciones plantean críticas muy duras contra la escuela tradicional que tienen un fuerte calado en el sentido común pedagógico y en la opinión pública. El filantrocapitalismo y la nueva educación neoliberal van de la mano.
Así, la innovación se ha convertido en un mandato asfixiante y a menudo falto de sentido para el profesorado y en una nueva vía de segregación por la que se ha puesto a competir a los centros por la demanda de las familias. Y ya sabemos que esa competición es injusta de partida.
Ahí es donde los filantrocapitalistas hacen su aparición estelar ofreciendo sus servicios. Las fundaciones señalan los problemas y después proponen soluciones en forma de innovaciones con un disfraz progresista pero diseñadas al servicio de las empresas.
Es cierto que la filantropía burguesa no es un fenómeno nuevo. Ya en 1845 Engels escribía: Image
No obstante, como explica @Geo_Saura, los nuevos filántropos no solo se benefician a costa de negociar con bienes comunes sino que marcan las agendas políticas en asuntos tan diversos y relevantes
como el sistema educativo, el cambio climático y el medioambiente, el desarrollo económico de los países pobres o los conflictos bélicos, siempre desde la aceptación incuestionable del capitalismo.
No olvidemos que estas colaboraciones entre fundaciones y sector público tienen también como objetivo ―último pero primordial― colocar una máscara humanitaria a las empresas capitalistas que oculte la violencia sobre la que se sostienen y convencer de su función social.
Un objetivo de los filantrocapitalistas es, por lo tanto, hacernos creer que la expansión del capitalismo será la solución a los problemas sociales y que los gobiernos no podrían hacerles frente sin las ayudas de sus fundaciones.
Por supuesto, no hacen alusión a cómo se apropian de la plusvalía generada por las trabajadoras en condiciones de explotación ni al expolio colonialista que llevan a cabo en territorios a cuyo desarrollo dicen cooperar. Sus donaciones están manchadas de sufrimiento y sangre.
Cuando se pretende mercantilizar la solidaridad y obtener la máxima rentabilidad del dinero invertido en caridad, ya sea gracias a la publicidad de esas acciones, a la apertura de nuevos nichos de mercado, a la ingeniería fiscal en torno a sus fundaciones,
al trabajo no pagado de voluntarias entregadas a la causa o a la creación de un sujeto sumiso frente al capital pero muy activo en el consumo, se hace evidente que el fin principal no es el bien común sino la multiplicación de la inversión y la acumulación de la riqueza.
Por eso, es una tarea urgente revelar lo que se oculta tras aquellas empresas y fundaciones que, con ayuda de los medios de comunicación, están haciendo pasar por altruista lo que es negocio.
Una de ellas es la Fundación Botín, ligada al Banco Santander, principal inversor mundial en filantrocapitalismo educativo, segundo en el ránking de los bancos que financian la industria armamentística y responsable de decenas de miles de desahucios desde que empezó la crisis.
De estas decenas de miles de desahucios, más de un 80% los sufrieron familias con al menos un menor. Un dato importante, y más teniendo en cuenta lo que sigue.
A través de la Fundación Botín, el Banco Santander ha desarrollado Educación Responsable, un programa de inteligencia emocional que ha puesto en marcha en alrededor de 230 escuelas.
Según su web, este programa «favorece el crecimiento físico, emocional, intelectual y social de las personas, promueve la comunicación y mejora la convivencia en los centros escolares a partir del trabajo con docentes, alumnado y familias».
Conociendo las actividades a las que se dedica el Banco Santander, llama dolorosamente la atención este fragmento publicado en un artículo del ABC dedicado al programa y titulado «Adiós a los niños “diez”: el éxito está en la inteligencia emocional» (abc.es/sociedad/abci-…): Image
«Sus miedos a los desahucios». Sí, habéis leído bien. Hay que tenerlos cuadrados. Se ríen en nuestra cara con toda su inteligencia emocional.
¿Qué se puede añadir ante la desfachatez de la Fundación Botín, que con una mano echa a niños y niñas de sus casas y con la otra presume de ayudarles con su miedo a ser desahuciados?
Hay un grito popularizado por la PAH, especialmente por las madres, que se lanza en cada desalojo de familias con menores: «Hay niños en la calle y no le importa a nadie». Al Banco Santander está claro que tampoco.

• • •

Missing some Tweet in this thread? You can try to force a refresh
 

Keep Current with Ani Pérez

Ani Pérez Profile picture

Stay in touch and get notified when new unrolls are available from this author!

Read all threads

This Thread may be Removed Anytime!

PDF

Twitter may remove this content at anytime! Save it as PDF for later use!

Try unrolling a thread yourself!

how to unroll video
  1. Follow @ThreadReaderApp to mention us!

  2. From a Twitter thread mention us with a keyword "unroll"
@threadreaderapp unroll

Practice here first or read more on our help page!

More from @aniquemas

16 Jan
¿Os acordáis del vídeo del codirector de una escuela alternativa que defendía un sistema educativo al servicio de las empresas ()? Aquí la codirectora captando nuevos clientes con el discurso de potenciar los talentos innatos (). Image
Aunque indigne, viene bien encontrarse con publicaciones que permiten situar los discursos sobre innovación educativa en su contexto. Siempre es útil para despertar y orientar nuestras sospechas. Si tu enemigo de clase plantea las mismas críticas que tú, desconfía y profundiza.
Más contexto: entre los 100 mejores colegios y los 30 más innovadores del ránking publicitario que elabora todos los años El Español. Image
Read 5 tweets
30 Dec 20
¿Habéis oído alguna vez que educar es desarrollar las potencialidades innatas de los niños y niñas? Yo muchas y reconozco que al principio me parecía una postura respetuosa con la infancia y bastante inofensiva. Hoy voy a intentar explicar por qué me equivocaba. Dentro hilo.
Quedaos con una idea que retomaré luego: desde esta perspectiva, educar equivale a sacar o extraer lo que el niño ya trae en potencia y todo lo que siga el sentido inverso, de fuera a dentro, sería autoritario o violento porque impide al niño conectar con lo que ya trae innato.
Como otras veces, me sirven de ejemplo las declaraciones de un profe premiado (), en este caso dando una charla en una universidad privada. ¿Casualidad que lo cuente un diario económico de ideología liberal? Nop. Image
Read 24 tweets
20 Nov 20
¿Tú también estás harta de las entrevistas sobre educación de la Fundación BBVA? Pues abro hilo acerca de una estrategia que usan las fundaciones filantrocapitalistas para aumentar su legitimidad: utilizar a maestros y «expertos» como caras visibles y altavoz de sus discursos.
Como me voy a extender, primero lo resumo en un tuit. Si un reputado anticapitalista ofrece una charla para una fundación vinculada a un banco, será que esta no es tan mala, ¿no? O será que el anticapitalista ha recibido antes un premio del banco y eso tiene una contrapartida: ImageImage
Y ahora, para desarrollar en detalle, voy a usar como ejemplo el caso de César Bona, el maestro nominado al Global Teacher Prize en 2015 que ha pasado los últimos años concediendo entrevistas, dando charlas y colaborando con fundaciones filantrocapitalistas como Ashoka. Image
Read 25 tweets
14 Nov 20
Parte de la izquierda ha acogido con entusiasmo lo que se conoce en pedagogía como no directividad, un enfoque que defiende que la adulta, que ahora se llama acompañante, no debe influir porque eso sería autoritario, que hay que seguir los intereses espontáneos de las peques.
A continuación, pego varias citas de la tesis que sirven para hacerse alguna idea de por qué es ideología neoliberal y una pedagogía a la medida de las clases privilegiadas.
La no directividad implica no oponer resistencia a las influencias del capitalismo y el patriarcado. Image
Read 14 tweets

Did Thread Reader help you today?

Support us! We are indie developers!


This site is made by just two indie developers on a laptop doing marketing, support and development! Read more about the story.

Become a Premium Member ($3/month or $30/year) and get exclusive features!

Become Premium

Too expensive? Make a small donation by buying us coffee ($5) or help with server cost ($10)

Donate via Paypal Become our Patreon

Thank you for your support!

Follow Us on Twitter!