Ángel Profile picture
13 Jan, 36 tweets, 5 min read
Se ha explicado mucho lo que es y lo que no es la #depresión, pero he leído poco sobre lo que puede mantener (más allá de la típica y trillada "función evitativa") este estado.
El término #depresión se utiliza para designar un conjunto de ➡️ excesos, déficits conductuales y ➡️ emociones desagradables. Los excesos serían incrementos "disfuncionales" de la frecuencia, intensidad o duración (entre otros parámetros) de conductas del tipo:
llorar, ir a dormir, sentarse y tumbarse, ver la televisón, jugar a videojuegos, quejarse (de sentirse mal, de tener dolores, de la propia suerte, etc.)
Los déficits comportamentales incluirían reír, conductas de autocuidado, cumplimiento de obligaciones (trabajo, hogar, etc.) y la realización de conductas habitualmente denominadas como aficiones o "concederse gustos" que facilitaban la exposición a EC/EI apetitivos.
➡️ Las emociones aversivas consistirían en condiciones corporales descritas como "tristeza" o "abatimiento", pero también "desmotivación" o "apatía". También la desaparición de respuestas emocionales positivas que antes eran desencadenadas por ciertos EC/EI.
Esto último es lo que se suele conocer como #anhedonia.
En principio, la aparición de emociones aversivas descritas como "tristeza" o "abatimiento" sería un efecto de: a) la exposición a EC/EI aversivos, b) la pérdida de estos estímulos a los que se estaba expuestos,
c) la privación de EC/EI apetitivos perdidos en el pasado y que no se han recuperado o de EI apetitivos a los que el sujeto nunca se ha visto expuesto,
d) el contagio emocional provocado por la exposición (frecuente o duradera) a personas que lloren, se quejen o muestren expresiones corporales de tristeza y
e) la exposición a EI/EC que se anticipaban (verbalizaban) como más potentes de los que finalmente fueron, f) una exposición a EC/EI aversivos imprevista o inevitable (incontrolable) o una pérdida incontrolable de estímulos apetitivos,
Pero obviamente hay más:
➡️ Lo más probable es que los excesos y déficits comportamentales sean un efecto coleteral de dichas respuestas emocionales negativas; así:
Llorar sería una RI a otras RI como la "tristeza", actuando esta última como EI para controlar dicha respuesta. Muy pronto llorar se convierte en una conducta controlada por el reforzamiento en forma de la disminución del dolor o malestar que facilita: el alivio.
Quejarse sería una conducta controlada por la sensación de alivio que aporta. Es probable que la historia de condicionamiento ontogenética dicte que cuando nos quejamos vamos a recibir apoyo y cuidado de parte de otros.
Realizar las conductas de sentarse, tumbarse, ir a dormir, etc. con una frecuencia o duración problemática sería un efecto de la presencia de dicha condición corporal al ser esta incompatible con la realización de conductas que exijan cierto esfuerzo de respuesta.
En este último caso la tristeza actuaría, entonces, como una operación de establecimiento a tener en cuenta en una contingencia de cuatro términos.
La misma contingencia explicaría los déficits relativos a las conductas de autocuidado y al cumplimiento de obligaciones. Además de esto, está la evitación (a la que la tristeza "da sentido") de las consecuencias aversivas que sobrevendrían a la realización de dichas tareas.
Esto podría explicar en parte el abandono de las aficiones. Así mismo contribuiría a la desaparición o disminución de las respuestas emocionales apetitivas desencadenadas por los estímulos a los que se accedía realizándolas.
La desaparición de las respuestas emocionales apetitivas podría explicar que las conductas "concederse gustos" entrasen en extinción y desaparecieran.
Esto es lo más habitual pero también nos encontramos con personas que muestran los excesos y déficits descritos pero cuyo análisis funcional no se correspondería con el presentado.
La diferencia fundamental radicaría en cuáles serían las contingencias más importantes a la hora de explicar esos excesos y déficits conductuales.
Efectivamente para otras personas las contingencias que ejercerían un mayor control sobre los excesos y déficits serían:
a) la atención recibida por otros, b) controlar la conducta de otras personas, c) evitar que otras personas controlen la propia conducta (evitar lo que no se quiere hacer), d) acceso a ganancias secundarias, y e) la evitación de las obligaciones.
En este último caso la condición corporal "tristeza" constituye una prerrequisita para la realización de las conductas que les facilitan el acceso a las consecuencias anteriores:
En este caso el esfuerzo de respuesta requerido para la realización de dichas conductas es menor en presencia de esta condición coporal, pero además es imprescindible para no sentirse un mentiroso o farsante, por ejemplo, al llorar sin estar triste.
Dado que se "necesita" estar triste, estas personas podrían recurrir a estrategias que provocarían la condición corporal, como a) autoexponerse privadamente a EC/EI aversivos como pensar en cosas tristes o recordar acontecimientos dolorosos,
b) autoexponerse públicamente a estímulos que resulten desagradables, o c) evitar exponerse o dirigir la atención a estímulos apetitivos.
La conocida visión en tunel y otras distorsiones del pensamiento o sesgos cognitivos constituirían en realidad conductas controladas por esta contingencia.
Como es normal, no es cómodo reconocer, ser consciente, de que estas contingencias controlan la propia conducta dado que esto probablemente constituiría una prueba de que no vale lo suficiente y, por tanto, castigaría la conducta de verbalizar la contingencia.
Es por ello que, al menos en estos casos, lo normal es que estas personas no sepan cuál es la razón que las lleva a estar mal.
También hay que tener en cuenta que las consecuencias mencionadas anteriormente como recibir atención pueden funcionar como reforzadores muy poderosos, prueba de que exista alguna operación de establecimiento subyacente que debemos detectar.
Y por último tenemos que la asociación repetida en el tiempo de las conductas de quejarse, llorar, etc., con consecuencias apetitivas (y la exposición a potentes reforzadores) podría dar lugar al condicionamiento de dichas conductas como EC excitatorio-apetitivos en sí mismos.
Y esto podría explicar que las conductas se continuaran realizando ante la presencia de las OE y los ED adecuados aunque las consecuencias no estuvieran presentes. Además, el condicionamiento de la RO como EC excitatorio-apetitivo aumenta la tasa de reforzamiento y respuesta.
Por último se puede dar el caso del modelado, por el cual las conductas anteriores se observaran en los padres, constituyéndose el siguiente caso de condicionamiento de segundo órden: las conductas se condicionarían como EC excitatorio-apetitivos mediante la vinculación a los EC
"verme comportándome como mis mayores" que funcionaría como EC apetitivo por aprendizajes previos.
✨ ¡Y eso es todo! ✨

Las referencias son:

Carrasco. (s.f.). Análisis funcional de la "depresión".

• • •

Missing some Tweet in this thread? You can try to force a refresh
 

Keep Current with Ángel

Ángel Profile picture

Stay in touch and get notified when new unrolls are available from this author!

Read all threads

This Thread may be Removed Anytime!

PDF

Twitter may remove this content at anytime! Save it as PDF for later use!

Try unrolling a thread yourself!

how to unroll video
  1. Follow @ThreadReaderApp to mention us!

  2. From a Twitter thread mention us with a keyword "unroll"
@threadreaderapp unroll

Practice here first or read more on our help page!

More from @angelcandelam

30 Dec 20
En el segundo hilo sobre la ✨autoestima✨ voy a tratar un tema que es, a menudo, muy controvertido:

¿CÓMO NOS VOLVEMOS INSEGUROS?
Este hilo, como de costumbre, no es solo mío: pertenece SOBRE TODO a Tomás Carrasco, y lo que contiene refleja el contenido de uno de sus textos + mi interpretación.

En este caso no voy a citarlo y me voy a guardar los motivos por los cuales no lo hago.
Dicho esto quiero hacer varios⚠️DISCLAIMER⚠️:

- Ante todo este hilo es TEÓRICO, faltan demostraciones empíricas de lo aquí afirmado. Nos movemos en un terreno más Adleriano que conductista; más crítico con la sociedad que preocupado por las conductas clínicamente relevantes.
Read 72 tweets
21 Dec 20
Hoy me he decidido a hacer un hilo sobre la #autoestima desde el punto de vista psicológico, es decir, el del análisis aplicado de la conducta.
Creo que es un constructo que, manejado correctamente, puede resultar de gran ayuda al clínico para realizar intervenciones que incidan en las contingencias adecuadas. (Cuidado con las reificaciones).
Tengo que decir que casi nada de lo que hay escrito es cosecha propia, sino que casi todo ha sido escrito por el Profesor Tomás Carrasco de la UGR y yo me he limitado a compilarlo, seleccionarlo y darle algo de cohesión. (Tomás, te adoro).
Read 44 tweets

Did Thread Reader help you today?

Support us! We are indie developers!


This site is made by just two indie developers on a laptop doing marketing, support and development! Read more about the story.

Become a Premium Member ($3/month or $30/year) and get exclusive features!

Become Premium

Too expensive? Make a small donation by buying us coffee ($5) or help with server cost ($10)

Donate via Paypal Become our Patreon

Thank you for your support!

Follow Us on Twitter!