¡Buenas! Hilo militar les había prometido y a eso vine
Hace unas semanas había sacado uno sobre la visión estratégica y la geopolítica de Rusia y una introducción a sus FFAA.
Bueno, hoy charlamos sobre el arte de la guerra de Rusia.
(Aclaro: no incluye ni dirigibles ni calamares)
Ya hablando más en serio, una de las cosas que a mí más me apasiona de todo esto y que me lleva a hundirme en estos temas es que quizás no haya mejor manera de conocer la mentalidad de un país que viendo cómo piensa la guerra y cómo se prepara para ella.
Por acá (en Occidente, digo) tenemos un estereotipo sobre el arte militar ruso que lo pinta como algo elefantiásico, rígido, inflexible, y limitado a lanzar oleada tras oleada de carne con uniforme y tanques contra el fuego enemigo para abrumarlo por simple superioridad numérica.
Quienes hayan jugado juegos de estrategia con rusos o soviéticos como un bando recordarán que sus tropas eran más baratos y menos capaces, sus armas más simples y su táctica una oda a la fuerza bruta.
Bueno, está mal... pero no tan mal. Más bien, tenían sus razones.
¿Largamos?
EL ARTE OPERACIONAL

"La guerra significa pelear, y pelear significa matar".
"Cada momento perdido vale la vida de mil hombres".
"Hay que llegar allá primero y con más hombres."
---General Nathan Bedford Forrest.
Para empezar a entender este arte de la guerra hay que partir de cómo lo condicionó la geografía.
Las guerras más grandes de la historia rusa fueron todas en esa masiva extensión llana que es su núcleo nacional en Europa Oriental, desde el Báltico hasta los Montes Urales.
A diferencia de Europa Occidental, donde tenés una geografía fracturada de cordilleras, valles, bosques, colinas, ríos y lo que se te ocurra, que en conjunto dan muchas opciones para "explotar el terreno", en Europa Oriental a lo sumo tendrás ríos, bosques y pantanos, y punto.
Como resultado, las operaciones soviéticas y rusas no se centran tanto en apoderarse de puntos claves para dominar una región, sino en hacer movimientos a escalas pasmosas a través de distancias argentinescas para buscar y destruir al enemigo antes de que escape.
El movimiento rápido es crucial. Una muestra de ello es que todos sus vehículos de combate son capaces de vadear un río con snorkel y que sus ingenieros tienen una cantidad absurda de puentes reubicables.
¿Para qué? Para poder cruzar ríos con todo lo antes posible.
Otra consecuencia es que mientras en Occidente es factible que la batalla la gane una unidad reducida que esté en el lugar indicado y en el momento justo, para los rusos el factor decisivo estaba en saber maniobrar con aptitud grandes fuerzas a través de grandes espacios.
Como resultado, en Occidente el énfasis se pone en saber pelear bien combates y batallas, lo que llamaríamos el nivel táctico de la guerra.
En cambio, en la URSS y Rusia lo importante es saber planificar y ejecutar bien operaciones, de las que las batallas son sólo episodios.
Una analogía que se suele usar para comparar bien esto es que si pusieras a la OTAN y a la URSS a pelear un campeonato de ajedrez, la OTAN procuraría tener las piezas individuales más perfectas jamás conocidas, y los soviéticos capacitar a los mejores Grandes Maestros posibles.
Los soviéticos apuntaban a tener conducciones en niveles más bien altos (ejércitos, frentes, teatros) capaces de pensar más rápido y maniobrar mejor que sus rivales, por más que éstos fueran cualitativamente mejores en niveles medios y bajos (divisiones, brigadas, batallones).
Esta preferencia por pelear mejor a niveles más altos también se ve en la organización militar. En los niveles bajos y medios (batallones, regimientos, brigadas y divisiones) los servicios de logística, mantenimiento, sanidad, etc. son muy escasos; sólo lo necesario para pelear.
El grueso de los servicios estaban concentrados en los niveles más altos (ejército, frente, teatro), para que los comandantes superiores los usaran según conviniera para el éxito de la operación... y si para eso alguna unidad individual debía pasar hambre un rato, quéseleváser.
Se trataba, en el fondo, de que los ejércitos de la OTAN estaban organizados para moverse a fin de pelear. En cambio, los soviéticos invertían la premisa: sus fuerzas estaban pensadas para pelear a fin de moverse.
Si lo ven así, cobra sentido.
Esta preferencia también se combinaba con otro dogma fundamental del arte de la guerra soviético: la máxima concentración de todas las fuerzas posibles en el punto justo y el momento indicado para quebrar cuanto antes al enemigo y así lograr el éxito de la operación.
La experiencia de guerra soviética, sobre todo en la "Gran Guerra Patriótica" (el Frente Oriental de la II Guerra Mundial) era que las oportunidades eran fugaces y que tendría éxito el comandante que supiera aprovecharlas con todo, cuanto antes y de manera decisiva.
Ya veremos más sobre esto, pero acá lo que importa es que los rusos le dan a cada nivel de comando un set de capacidades (artillería, ingenieros, comunicaciones, etc.) suficiente para cumplir con su parte de una operación.
¿Por qué?
Porque no tienen derecho a pedir nada de ayuda.
En la mentalidad soviética, un comandante que parcela sus recursos ayudando a sus elementos subordinados no tiene la garantía de poder concentrarlo todo en el momento justo si se presenta la oportunidad para ganar la batalla.
En tiempos soviéticos, le podía costar la vida.
La obligación del comandante no estaba en ayudar con lo suyo a cada unidad subordinada que pidiera apoyo de fuego o abastecimientos, sino asignar sus medios a aquellos elementos subordinados que, a su leal saber y entender, tuvieran más chances de lograr el éxito en la batalla.
Más aún, así sea que a un batallón lo estén cascoteando feo de todos lados, si su comandante de división lo juzga necesario para lograr un objetivo operacional, le puede sacar lo que tiene para apoyar a otro batallón que esté teniendo éxito en ese momento.
Más frío que la mierda.
Si lo quieren ver así, es una lógica un tanto bíblica. "Porque a cualquiera que tiene, se le dará, y tendrá más; pero al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado."
¿Y qué es lo que tenés que tener para que te den, o para que no te saquen?
Chances de éxito, továrich.
Otra cuestión derivada de la experiencia y geografía rusas era que el poder aéreo y el poder naval no hacían su propia guerra. La Fuerza Aérea le agregaba una tercera dimensión al campo de batalla, y la Armada cubría los flancos donde podía.
La primacía siempre era terrestre.
Finalmente, los rusos son creyentes en la ofensiva a ultranza en todas las circunstancias posibles, y si la situación pinta que tarde o temprano vas a ir a los tiros, mejor arrancá a los tiros de una, que en última instancia ahorrás tiempo y vidas.
A nosotros nos sorprende que un "bueno" como Han Solo le dispare sin aviso a Greedo, o que Indiana Jones baje de un tiro al árabe de las cimitarras para terminar cuanto antes con eso.
Un soviético preguntaría cuándo cursó Harrison Ford en la Academia Militar Frunze.
PRÁCTICAS

“No temo a quien practica 1000 patadas diferentes. Temo a quien practica 1000 veces una única patada”
---Bruce Lee.
La imagen que en Occidente se tiene de la manera soviética y rusa de pelear es la de un método inflexible, rígido, reglamentario, sin margen para la iniciativa, mecánico y dependiente de la autoridad superior.
Digamos que hay algo de eso, pero que la caricatura no tape el bosque.
Las tácticas rusas (o sea, el arte de pelear las batallas) suelen estar codificadas en regulaciones estandarizadas, que se practican a través de simulaciones repetitivas y bien definidas, con la intención de que a la hora de pelear puedan aplicarse sin tener que pensarlas tanto.
¿Esto qué significaba? Que cada parte posible de una acción, por ejemplo la irrupción en un espacio cerrado o el asalto con transportes de tropas, se reducían a un conjunto de maniobras que se practicaban de manera repetitiva una y otra y otra vez hasta que salieran por instinto.
Consideremos que el ejército soviético se basaba en conscriptos que venían sin mucho conocimiento previo a prestar servicio sólo por dos años, y que probablemente cumplieran una tarea singular, simple, mecánica y repetitiva, por lo que era al pedo enseñarles más que lo necesario.
Más aún, en caso de guerra iban a complementar a esos conscriptos con reservistas que llevaban años sin tocar un arma. ¿Para qué llenarles la cabeza con cosas que se les iban a olvidar, cuando por pura repetición podías hacer que se les quedara tallado en el cerebro su rol?
Era preferible, entonces, que la tropa, los suboficiales y los oficiales subalternos supieran hacer POCAS COSAS BIEN que en combate las pudieran aplicar casi por acto reflejo, en vez de desperdiciar esfuerzo y tiempo en pretender crear genios de una creatividad desperdiciada.
Nos puede parecer tosco, repetitivo y rígido, pero un soviético o un ruso diría que en combate, cuando las balas silban al lado, las primeras bajas son el pensamiento lógico y original, y que lo que te salva es un instinto adiestrado a base de repetición para hacer bien tu parte.
CONDUCCIÓN

"El liderazgo es resolver problemas. El día que los soldados dejan de traerte sus problemas es el día en que dejaste de conducirlos".
---General Colin Powell
Para los rusos, el comandante tiene autoridad absoluta sobre la unidad y responsabilidad absoluta por sus resultados. Por un lado, esto los hace proclives a meterse en el chiquitaje, pero por el otro les da libertad de acción sabiendo que sus subordinados van a cumplir con todo.
A niveles más altos se hacía imposible mantener toda la responsabilidad en la cabeza del comandante y su estado mayor ganaba peso, pero esto era indispensable si se quería mantener un comando operacional ágil, adaptable y capaz de reaccionar ante cualquier cambio en la situación.
Incluso cuando, digamos, un comandante de división bajaba a ver qué hacía el jefe de uno de sus batallones, no era para digitarle las acciones, sino para poder coordinar en primera fila todo lo necesario para que el jefe de batallón se concentrara en lograr el éxito en su acción.
Los comandantes soviéticos se especializan en un número limitado de maniobras, y su idea de "iniciativa" no era sacar conejos de la galera, sino anticipar la maniobra justa para cada problema según la intención de sus superiores, adaptarla a la coyuntura y aplicarla con ingenio.
De hecho, los oficiales DEBÍAN usar esa idea de iniciativa para adaptar las órdenes a la situación y a la misión. Las maniobras ensayadas y las tácticas de manual eran herramientas para acelerar la planificación, no dogmas inmutables. Cagarla a reglamento seguía siendo cagarla.
El ejército soviético no necesitaba que todos sus oficiales fueran brillantes; bastaba con que fueran competentes. Los mejores iban a ciertas unidades de élite para misiones más complejas, y las lecciones que sacaban se diseminaban en publicaciones oficiales por toda la fuerza.
PLANES

"Un buen plan violentamente ejecutado ahora es mejor que un plan perfecto ejecutado la semana que viene".
--- General George S. Patton.
El estilo de planificación es diferente. Los comandantes de la OTAN hacen una apreciación de la situación y preparan un plan. Los comandantes soviéticos y rusos hacen una evaluación más directa, evalúan en consecuencia su menú de opciones, y deciden cuál conviene aplicar.
La "decisión" del comandante es un plan preliminar, al que después su plana mayor le va a dar forma según el terreno y la situación para generar el plan definitivo... por lo menos para la fase inicial de la acción.
"Ningún plan sobrevive al primer contacto con el enemigo" y coso.
La meta rusa es acelerar todo lo posible este proceso de planificación. Para eso, las planas mayores en todos los niveles de comando disponen de una cantidad pasmosa de cálculos, fórmulas y gráficos para apurar la masticación de números a la hora de preparar un plan de acción.
Por ejemplo, con este nomograma y uno o dos datos básicos (cuántas piezas de artillería de X calibre y qué superficie tenías que arrasar), podías calcular en dos patadas que tenías que disparar Y salvas en Z minutos.
Y así para todos los elementos del plan.
¿De dónde salían estos datos? Había áreas enteras del Estado Mayor General que hacían un laburo brutal de recopilación, estudios de guerras y batallas pasadas, análisis de sistemas de armas y mil cosas más, para que no hubiera variable de la guerra sin su dato aplicable a mano.
Siempre que todo esto se tomara como herramientas de ayuda a la decisión y no como dogmas, el resultado era una fuerza capaz de pensar rápido y sin mucho esfuerzo planes aptos para casi cualquier contingencia potencial en una guerra rápida de movimiento.
Un último dato. Toda esta manía por planes y las fórmulas se derivaba en parte de una tara central del marxismo: que Marx y Lenin habían crackeado las leyes de la Historia.
El comunismo era una CIENCIA.
Y la guerra también, quizás era la única ciencia no censurada en la URSS.
ARMAMENTO

"Las cosas complejas no son útiles. Las cosas útiles son simples".
---Mikhail Kalashnikov (sí, el del AK-47, algo de esto entendía)
Ah, el armamento soviético. Tosco, duro como cabeza de peronista, capaz de bancarse todo, pensado para la fuerza bruta, y construido con toda la habilidad de una mano de obra que literalmente lloraba vodka.
Bueno, eso dice el estereotipo. Veamos qué hay de cierto y qué no.
Los rusos son fanáticos de la idea de que lo simple asegura el éxito. En el caso de las armas, debían ser simples de fabricar, simples de aprender a usar, simples de emplear y simples de mantener, sin importar las circunstancias de su uso o la tarea que fueran a desempeñar.
La simplicidad era una exigencia que tenía muchas razones de ser. Para empezar, la necesidad de dotarse de armas que fueran confiables en las peores circunstancias de un conflicto de gran intensidad, cuando la cadena de suministros y mantenimiento no está para nada garantizada.
Por ejemplo, la URSS podía fabricar tanques con transmisión automática, pero eso hubiera complicado la producción, el mantenimiento, la provisión de repuestos y la reparación, sobre todo en campaña durante una guerra.
Resultado: jodete, sacá músculos metiendo cambios en tu T-72.
La idea de simplicidad se aplicaba de maneras contraintuitivas. Por ejemplo, sólo en Rusia ibas a encontrar calibres tan extraños como el del vehículo de infantería BMP-1 (73 milímetros) o los de todos los tanques a partir del T-62 (115 mm) y el T-72 y subsiguientes (125 mm).
¿Por qué era simplificar? Por que si vas a diseñar un arma nueva que use su propia munición, no te cuesta nada darle su propio calibre, de forma de minimizar el riesgo de que en el quilombo de la guerra te manden munición inútil para tu arma sólo porque tenían igual calibre.
La simplicidad se extendía al tratamiento del armamento dañado. Lo reparable se reparaba, y lo que no, se lo canibalizaba hasta dejar una carcaza abandonada, total detrás iba a venir una unidad recuperadora que la llevara a la retaguardia para rehabilitarla por completo.
La simplicidad respondía también a la anticipación de que en una guerra la industria iba a ser un blanco prioritario del "enemigo principal", y que por eso había que asegurar una producción sostenida aún si buena parte de esa industria se reconvertía en cráteres calcinados.
Además, de cada arma se fabricaban dos versiones: la estándar, y una aún más simplificada en todo lo imaginable (componentes, materiales, subsistemas, armamento, construcción, motores, etc.) pensada para ser producida en masa en caso de guerra.
Mejor un arma chotificada que nada.
La mala reputación que se ganó el armamento soviético en los '80 y '90, sobre todo en Medio Oriente y África, se debía a que la URSS exportaba estas "versiones para monos" híper simplificadas y se guardaba las de tope de gama para sí y para sus títeres del Pacto de Varsovia.
Un detalle que los conocedores habrán notado es que los tanques rusos son mucho más petisos que los occidentales. ¿Por qué? Un perfil más bajo equivalía a un blanco más chico, y a menor tamaño podías tener un tanque igual de blindado que uno occidental, pero a menor peso y costo.
Si ya un tanque es un ambiente un tanto incómodo, ¿cómo merda se las arreglaban para hacerlos aún más chicos? Para empezar, usando cargadores automáticos de munición, con lo que eliminabas el puesto de cargador y reducías la dotación a tres ñatos (jefe, conductor y artillero).
Pero otro truco era... MANDAR DE TANQUISTAS A LOS CONSCRIPTOS MÁS PETISOS.
Ese lo usaban en todo. No por nada Yuri Gagarin medía sólo 1,57 m. ¿O creían que Valentina Tereshkova fue al espacio por la igualdad de género?
Nyet, son pocos los cosmonautas tamaño jockey, továrich.
Además, a casi todas esas armas las iban a usar conscriptos y reservistas que de pedo habían manejado un tractor en una granja colectiva o un camión. ¿Para qué darles algo más complejo que lo que podían aprender en el servicio o retener tras colgar el uniforme?
Esto se vincula con otra tara rusa: no importa qué tan viejo sea el armamento, NUNCA SE LO TIRA. Si no se lo puede modernizar, se lo embala. Después de todo, si movilizás reservistas, bien podés darles las mismas armas que usaron durante su servicio obligatorio.
Como nota particular, los militares rusos saben con qué bueyes humanos aran, así que no usan nunca alcohol desnaturalizado como combustible o refrigerante. Es al pedo: tóxico o no, si es alcohol las tropas SE LO VAN A CHUPAR.
¿También el anticongelante de aviación?
DA, TOVÁRICH.
Cuentan que durante la invasión a Checoslovaquia en 1968 los soldados de una unidad persistían en empedarse sin importar cuánto chupi les incautaran. Soborno mediante, un soldado reveló el misterio: TODOS LOS RADIADORES DE LOS VEHÍCULOS BLINDADOS TENÍAN ALCOHOL EN VEZ DE AGUA.
Aún si la URSS o Rusia hubieran tenido interés en procurar armas más exquisitas, también es cierto que el nivel de la base industrial, sobre todo en tiempos soviéticos, le ponía un techo duro a la sofisticación a la que se podía aspirar para equipos militares producidos en masa.
Un ejemplo claro lo podemos ver en los misiles balísticos intercontinentales (ICBM).
Durante toda la Guerra Fría, EEUU tuvo en servicio tres modelos de ICBM (Titan, Minuteman, Peacekeeper).
¿La URSS? Doce, sin contar los que se quedaron en prototipos.
¿Por qué? Porque en muchos casos, la producción de un modelo particular de ICBM dependía de componentes que la URSS no podía producir. Si tal modelo de misil usaba un pendorcho imposible de reproducir y si EEUU sólo te vendía 50 pendorchos, jodete, sólo 50 misiles fabricabas.
Hacia el final de la Guerra Fría, el atraso de la industria soviética (sobre todo en campos como la electrónica y la computación) era tal que no importaba si la KGB se choreaba los planos del último chiche producido en EEUU, Europa o Japón; era técnicamente imposible imitarlo.
PERSONAL

"Es un hecho que, sin importar la escala, la naturaleza o el método de la guerra, el hombre siempre ha desempeñado, y seguirá desempeñando, un rol mayor en ella".
---Mariscal de la Unión Soviética Georgiy Konstantinovich Zhukov
Todo el sistema de personal soviético, y el ruso que lo sucedió, no busca formar generalistas aptos para ocupar cualquier puesto si hace falta, sino producir expertos en una función concreta que se vayan perfeccionando a lo largo de su servicio.
Esto es crucial para comprenderlo.
Las FFAA soviéticas funcionaban con un sistema de conscripción por dos años (tres en la Armada) a partir de los 18 años, con dos llamados anuales en mayo-junio y noviembre-diciembre. Como resultado, siempre había cuatro camadas de conscriptos en servicio.
La mayoría abrumadora de los soldados conscriptos recibían en sus unidades de destino tanto la instrucción inicial como la capacitación de función. Se quedaban en el grado de soldado raso, pero por mérito podían llegar al de soldado primero al cabo de un tiempo.
A los que tenían un poquito más de piné los mandaban a una unidad especial de instrucción por seis meses, les enseñaban un rol algo más complejo, y cumplían el resto de su servicio en uno de tres grados de sargento (el de suboficial lo podían alcanzar por mérito).
En los '70 se crearon dos grados para ex conscriptos que quisieran hacer carrera, y sólo ahí encontrabas algo parecido a un suboficial profesional. Un ejemplo era Bacho, el jefe del equipo de "control de animales" en "Chernobyl", que era un alférez mayor (fíjense la hombrera).
El resultado era un ejército donde el grueso del laburo lo hacían los oficiales, que a fin de cuentas eran los únicos que hacían una carrera militar en el sentido convencional. Y hablamos de tenientes, capitanes y mayores haciendo cosas que en EEUU las harían cabos y sargentos.
El problema era que había un límite a la carga laboral que podían asumir los oficiales. Dado que la mayoría de los suboficiales no eran más que conscriptos con algunas tiras más en los hombros, la verdadera disciplina interna entre la tropa se asemejaba a la ley de la selva.
En ese sistema la superioridad se basaba en la antigüedad más que en el grado, por lo que los que estaban en su último semestre de conscripción reinaban sobre un fenomenal sistema de maltrato al que los oficiales le hacían la vista gorda porque les ahorraba laburo disciplinario.
Con el fin de la URSS algunas cosas no podían taparse más, y todo este sistema de conscripción se dislocó de manera irreparable. Si bien hoy sigue habiendo conscripción, el sistema actual es una mezcla de lo que se pudo rescatar y de rasgos nuevos pero metódicamente rusos.
Para empezar, la conscripción dura sólo un año, con dos llamados anuales, y se organiza a través de "comisarías militares" a nivel local donde una comisión interdisciplinaria evalúa a los conscriptos y les asigna la fuerza o institución donde van a servir.
El destino de un conscripto depende de una evaluación de "capital humano" que considera su estado físico, sus dotes intelectuales, su nivel intelectual, las actividades de utilidad militar que hubieran hecho, su confiabilidad política y sus antecedentes policiales, entre otros.
Los conscriptos políticamente confiables van a los servicios de inteligencia o seguridad interior, los que están en mejor condición física van a las Tropas Aerotransportadas, los que tienen aptitudes de idiomas van a unidades de inteligencia de señales... ya se dan una idea.
Como en Rusia la escuela secundaria se bifurca en orientaciones académicas o de oficios, muchos conscriptos entran con aptitudes de utilidad militar, sobre todo si vienen de un tramo educativo orientado a lo técnico/mecánico, lo que acorta su formación y facilita su colocación.
En cuanto a los suboficiales, tras muchas vueltas (y sin dejar del todo el sistema soviético) Rusia optó por un modelo de "contratados" al que pueden acceder quienes acepten de entrada prestar dos años de servicio mínimo, o que les pique el bicho tras seis meses de servicio.
Los suboficiales contratados suelen ser ex conscriptos, civiles con oficios de utilidad militar, y también mujeres de militares para roles administrativos y de servicios. Doble ingreso para el personal, y el Estado ahorra bocha de guita en provisión de viviendas. Todos ganan.
Si como suboficial contratado no querés más que disparar, eso vas a hacer durante toda tu carrera, no te van a joder con pases y tu educación será para perfeccionarte más que para expandirte. El sistema está hecho para retener perfeccionistas que estén felices con su tarea.
Aunque Rusia prefiere que sus suboficiales sean expertos técnicos, hay carriles que puedan seguir aquellos que quieran tener responsabilidades de liderazgo en niveles bajos, pero eso involucra cursos especializados de casi tres años, comparables a los que forman oficiales.
En Occidente la columna vertebral de los ejércitos son los suboficiales. En Rusia ese rol lo cumple el cuerpo de oficiales, que tienen el monopolio del comando, se ocupan de la instrucción, imponen la disciplina y son el repositorio del conocimiento institucional en las FFAA.
Los oficiales rusos salen de "colegios militares superiores" que no buscan darle una educación generalista de corte universitario, sino formar líderes competentes, especializados en su rol, que sirvan de manera exclusiva en unidades de su arma, por lo menos en los primeros años.
La fase inicial de la carrera de un oficial (tenientes, capitanes) se pasa comandando unidades reducidas de su especialidad, y sólo cuando domina esa función hace un curso de "armas combinadas" para ejercer el comando en niveles mayores de la organización militar.
Una peculiaridad rusa es su sistema de Estado Mayor General de raíz prusiana. En vez de que todos los oficiales vayan rotando entre puestos de comando y de estado mayor en distintos niveles, el laburo de "gabinete" lo ejerce de manera exclusiva un cuerpo selecto de oficiales.
Si siendo mayor o teniente coronel te seleccionan para el Estado Mayor, se espera que dejes de ser "hincha" de tu arma y pases el resto de tu carrera como planificador especializado pero "holístico" en los niveles superiores (ejército, distrito, Estado Mayor General) de las FFAA.
El Estado Mayor es así una casta de planificadores operacionales que guían el desarrollo de las FFAA, dejando que el resto de los oficiales alcancen la excelencia en su métier táctico. Ser elegido para el Estado Mayor, lejos de ser un laburo de "escritorio", es algo prestigioso.
Este sistema hace que la carrera de un oficial pueda seguir diferentes carriles. Si te pinta pensar en grande, el camino del Estado Mayor es lo tuyo. En cambio, si te gusta comandar una unidad en el nivel táctico, podés seguir ahí, perfeccionarte y servir mejor a la Madre Rusia.
En última instancia, ya fuera que te especializaras como un comandante táctico o que pasaras a la casta del Estado Mayor, si llegás la cúspide de la carrera militar vas a terminar ocupando algún cargo en el Estado Mayor General, el pináculo profesional de las FFAA rusas.
Llegamos al fin de este hilo, estimados míos. Les agradezco su atención como siempre, y sobre todo su paciencia para con mis manías. Espero que les haya resultado al menos interesante para saber qué pasa por otras cabezas que no son las nuestras.

¡Hilo fue!

• • •

Missing some Tweet in this thread? You can try to force a refresh
 

Keep Current with Mayor Payne 🖕🏻😺

Mayor Payne 🖕🏻😺 Profile picture

Stay in touch and get notified when new unrolls are available from this author!

Read all threads

This Thread may be Removed Anytime!

PDF

Twitter may remove this content at anytime! Save it as PDF for later use!

Try unrolling a thread yourself!

how to unroll video
  1. Follow @ThreadReaderApp to mention us!

  2. From a Twitter thread mention us with a keyword "unroll"
@threadreaderapp unroll

Practice here first or read more on our help page!

More from @MayorBWPayne

4 Aug
¿Cómo están, estimados?

Prepárense un cafecito, consigan unas medialunas y denle al chirimbolo ese del "Remind me of this in..." porque es hora de un hilo.

¿El tema de hoy?

Geopolítica, o...

CÓMO JUGAR AL TEG EN ESCALA 1:1 CON MILES DE MILLONES DE PIEZAS HUMANAS.
Van a encontrar docenas de definiciones, pero a grandes rasgos, todas más o menos dicen que la geopolítica es la disciplina que estudia cómo los espacios geográficos, sus rasgos y la interacción del ser humano con ellos, influyen en la política y las relaciones internacionales.
Si te parece complicado, pensá en cualquier partido de TEG que hayas jugado.
Si jugabas a conquistar Oceanía porque se hacía rápido y te daba ejércitos gratis con cada turno, o si odiabas Egipto porque te venían de todas partes, felicitaciones, hacías un análisis geopolítico.
Read 99 tweets
31 Jul
El otro día dije que pensaba sacar un hilo con lo que yo haría en materia de política de defensa, asumiendo que alguien fuera tan inconsciente de darme el cargo y el respaldo político.
Bueno, este es ese hilo, aunque es más bien un rant secuenciado. Perdón por el desorden.
No esperen ver acá un catálogo de armas, o una "flota de fantasía". Ese es el ultimísimo paso a tomar y no viene al caso para este hilo.
Posta, hay cosas muchísimo más urgentes por reconstruir y arrancar con el armamento sería como construir una casa empezando por el revoque.
Lo que me interesa hoy es tirar un par de líneas (sabiendo que me voy a quedar corto y sin detalles) sobre los temas menos "sexy" del quilombo militar argento, pero que son indispensables para resolver y que más que dinero requieren de voluntad y de tomarse en serio estas cosas.
Read 49 tweets
21 Jul
¿Cómo les va? ¿Qué les parece un hilo sobre la épica naval más absurda y delirante que jamás hayan oído, que culminó en la batalla más decisiva que nunca hayan conocido?
¿Listos? Remontémonos pues a 1904, año en el que el Imperio Ruso y el Imperio del Japón entraron en guerra.
¿Por qué la guerra, se preguntarán? Básicamente, Japón estaba tomando carrera en esto de ser un imperio moderno, venía de sopapear a China (deporte favorito de las grandes potencias de la época) y tenía ganas de convertir al tambaleante Imperio de Corea en su primera colonia.
En cuanto a Rusia, había conseguido un puerto libre de hielo sobre el Pacífico en Port Arthur (hoy Lushun), estaba terminando el Ferrocarril Transiberiano, y sus intereses en Corea eran confusos, pero a grandes rasgos le convenía su independencia.
Read 104 tweets
14 Jul
La semana pasada charlamos sobre el USS William D. Porter, quizás el buque más mufa en ondear el pabellón naval de país alguno.
Hoy hablaremos de otro buque desgraciado, pero en este caso con más ribetes tétricos o bizarros que de comedia.
Bienvenidos al crucero USS Cowpens.
El Willie Dee había sido un humilde destructor entre cientos que no llegó a dos años de servicio.
En cambio, el Cowpens es uno de los 27 cruceros misilísticos clase Ticonderoga, cuya función es "capitanear" los grupos de destructores y fragatas que escoltan a los portaaviones.
De todos los buques de guerra de EEUU, los "Ticos" como los Cowpens son los más armados.
Dos cañones de 127 mm y dos de 25 mm, ocho misiles antibuque Harpoon, seis tubos de torpedos... ¿y esos tableros de ajedrez? Dos tenedores libres para 122 misiles antiaéreos y Tomahawk.
Read 38 tweets
12 Jul
Chiste soviético:

Un guardia le trae un preso a Stalin.
—¿Qué hizo este?
—Dijo “bigotudo de mierda”, camarada Stalin.
—¿En quién pensabas?—le pregunta Stalin al preso.
—¡En Hitler, camarada Stalin!
—Ok, fuera.
Se va el preso, y Stalin mira al guardia.
—¿Y en quien pensabas VOS?
Un plomero llega al Gulag, y el comandante del campo le pregunta:
—¿Cómo ligaste 25 años por crímenes políticos?
—Fui a hacer un laburo a la sede local del Partido, vi que todos los caños eran una mierda y le dije al Primer Secretario: “Hace falta cambiar todo el sistema...”
Le preguntaron a Radio Armenia: “¿Podrían explicar qué es la Teoría del Caos?”
Radio Armenia contestó: “No opinamos de política económica”.

Uno mas moderno:

Putin va a Estonia y el agente de Migraciones le pregunta: “¿Ocupación?”
“Por ahora no”, contesta Putin. “Sólo turismo”.
Read 17 tweets
12 Jul
Viejo chiste de la URSS (el humor ruso es una maravilla):

Lenin dijo “Comunismo es Poder Soviético más Electrificación del País”.
Por lo tanto:
• Poder Soviético = Comunismo menos Electrificación del País
• Electrificación del País = Comunismo menos Poder Soviético
Entre los mejores están los del subgénero de “Radio Armenia” (para @dermeguer y @AlexGuvenel):

Le preguntaron a Radio Armenia: ¿Qué es la amistad socialista entre las naciones?
Radio Armenia contestó: Es cuando todos los pueblos de la URSS se unen para fajar a los de Azerbaiján.
Le preguntaron a Radio Armenia: ¿Que diferencia hay entre las constituciones de EEUU y la URSS, si las dos reconocen la libertad de expresión?
Radio Armenia contestó: En que la de EEUU reconoce la libertad después de la expresión.
Read 15 tweets

Did Thread Reader help you today?

Support us! We are indie developers!


This site is made by just two indie developers on a laptop doing marketing, support and development! Read more about the story.

Become a Premium Member ($3/month or $30/year) and get exclusive features!

Become Premium

Too expensive? Make a small donation by buying us coffee ($5) or help with server cost ($10)

Donate via Paypal Become our Patreon

Thank you for your support!

Follow Us on Twitter!

:(