Profile picture
Mamadrastra @Mamadrastras
, 25 tweets, 5 min read Read on Twitter
Hilo Va| A veces me critican porque denuncio la instrumentalización de la VG. Parece que por eso soy menos mujer. Lo hago porque yo he sido una mujer maltratada. Aquí unas pinceladas de mi historia y algunas razones por las que me niego a callar lo que todos sabemos.
Faltan unos días para que mi expareja salga de prisión y sí, tengo miedo. Cada vez recibo más llamadas de la Policía informándome de sus permisos. Intento vivirlo con naturalidad, pero tengo millones de miedos y nudos en la garganta.
Tenía 31 años cuando tuve que denunciar a mi pareja por maltrato. “No podremos ayudarte si no denuncias”, me dijo el comisario. Me negaba. Tenía pavor a formar parte de la lista de mujeres maltratadas.
Denuncié en Leganitos en pleno invierno, entre visitas al baño y vómitos de bilis. Los policías me esperaban en la puerta para llevarme casi en brazos de nuevo a la mesa. Era un muñeco de trapo. No podía imaginar que me estuviera pasando eso a mí.
Nunca me tocó ni un pelo, no hizo falta, pero sabía cómo hacerme temblar. Han pasado 6 años y todavía me entran náuseas cuando recuerdo su mano tocándome el hombro para susurrarme sus reglas.
Todavía tiemblo al recordar sus pulgares dibujando mis clavículas y presionando mi garganta y mi nuca mientras me decía: “¿De qué tienes miedo? Yo te quiero”. A veces no es necesario pegar puñetazos.
No sé si el origen de su comportamiento era el machismo, no creo. De hecho creo que esto comportamientos son multicausales. Él era una persona con un problema importante de gestión de emociones y alcoholismo. Violento con todo el mundo, hombres y mujeres.
El proceso judicial fue arduo: 3años. Recuerdo declarar dando botes en la silla, al lado de un psicólogo. Rebelándome ante una situación que me parecía incomprensible e inaguantable. Quería morirme. Yo solo quería morirme. Además estaba sola. Nunca se lo dije a mi familia.
También recuerdo que tras una declaración me pidieron que firmara un papel en la sala. Firmándolo me hice pis encima. Fue la situación más humillante de mi vida. Me sentí enana y más que enana. ¿Cómo había llegado a esa situación de debilidad?
Pasé por 3 juzgados de Manuel Tovar. Tuve 2 abogadas. La primera, recomendada por una asociación feminista, me decía: “Tú solo tienes que decir que tienes miedo y listo. Di que tienes mucho miedo”. ¿Acaso no se ve?, pensaba. La despedí.
Jamás, jamás me sentí desamparada o incomprendida por la Justicia. Desde la Policía hasta el último funcionario del juzgado me trataron con un respeto exquisito. Al igual que jueces y fiscales. Pero estaba hastiada, claro.
Estaba hastiada porque luchar agota. Me preguntaba por qué tenía que demostrar lo que decía si había ocurrido.“Se llama Estado de Derecho. Además, hay muchas denuncias falsas”, me dijo mi segunda abogada. Le saqué el 0.003%. Sonrió y me dijo que me lo explicaría cuando ganásemos.
“¿Y si no lo consigo?”, pensaba. Me aterraba no poder demostrar lo que me había ocurrido. Yo no era una mentirosa. Pero comprendía que tuviera que demostrarlo y nunca, nunca tuve la sensación de que no me creyeran.
A veces, cuando denuncio la instrumentalización de la LIVG, algunas mujeres me desean que me maltraten. Gracias, hermanas (porque somos hermanas, ¿no?). No voy a desearos yo lo mismo. Jamás lo haré. Lo que yo he vivido nadie lo merece.
No os voy a desear que os despertéis a media noche vomitando por una pesadilla, ni que hagáis simulacros para bajar la escalera por si un día llegan a casa y os encuentran arriba. Nunca lo desearé. No desearé que viváis toda vuestra vida con la sensación de que es prestada.
Pero sí os diré una cosa: para luchar contra la VG se necesita el compromiso de toda la sociedad, y no lo vamos a conseguir si negamos que la instrumentalización de estas denuncias es una realidad cotidiana.
No lo conseguiremos porque cada vez son más las personas que conocen un caso o tienen alguno cerca (generalmente en procesos de divorcio). Solo tienes que ir a una comisaría o preguntar a un juez de familia o a un abogado para comprobar que es así.
La lucha contra el maltrato comienza por reconocer que existen lobos con piel de cordero y condenar abiertamente las acciones que vayan en contra de proteger a quienes realmente lo necesitan. No somos mejores o peores en función de lo que tengamos entre las piernas.Buscad hechos.
La lucha contra el maltrato no es engordar listas denuncias por VG. ¡Cuidado! La línea entre luchar contra la VG y vivir de la VG es muy fina. Una causa social de este tipo no se profesionaliza ni se politiza porque corre el riesgo de pervertirse.
Por eso, no me gustaría que dijeras que luchas por mí si no vas a condenar a las impostoras; No me gustaría que dijeras que luchas por mí si aconsejas a tus clientas que denuncien a su marido por VG para obtener una custodia de sus hijos.
No me gustaría que dijeras que luchas por mí si niegas una realidad que está dinamitando la confianza de la sociedad en una causa como la lucha contra el maltrato. Y necesitamos a esta parte de la sociedad, que también está siendo víctima. Víctima colateral.
No me gustaría que dijeras que luchas por mí si quieres que, solo con tu dedo y con tu palabra, se condene a quien todavía no sabemos si merece ser condenado. No hemos llegado hasta aquí para que nacer en un 50% de la población o en el otro te condene o te salve.
Yo también demonicé a los que hablaban de las denuncias falsas. También salí a la calle desbocada, dolida y pensé como tú. Nunca pensé que tuvieran razón. Para mí eran seres inferiores y odiosos. ¿Cómo podían decir eso? Me ha costado aceptar y asumir que estaba equivocada.
Aunque no lo creas,tú y yo tenemos el mismo objetivo:luchar contra el maltrato. No somos enemigas, somos aliadas. Te doy las gracias por querer ayudar a mujeres que han pasado lo que yo y peor, pero, por favor, no seas cómplice de quienes utilizan nuestro dolor para su beneficio.
PD. A mi pareja, que es uno de los tantísimos PADRES (no solo hombres) denunciados a cambio de una custodia: gracias por haber estado ahí, apoyándome día y noche, para que yo misma pegue mis pedazos. ¡Qué carambolas tiene la vida! #YoCondeno. FIN
Missing some Tweet in this thread?
You can try to force a refresh.

Like this thread? Get email updates or save it to PDF!

Subscribe to Mamadrastra
Profile picture

Get real-time email alerts when new unrolls are available from this author!

This content may be removed anytime!

Twitter may remove this content at anytime, convert it as a PDF, save and print for later use!

Try unrolling a thread yourself!

how to unroll video

1) Follow Thread Reader App on Twitter so you can easily mention us!

2) Go to a Twitter thread (series of Tweets by the same owner) and mention us with a keyword "unroll" @threadreaderapp unroll

You can practice here first or read more on our help page!

Did Thread Reader help you today?

Support us! We are indie developers!


This site is made by just three indie developers on a laptop doing marketing, support and development! Read more about the story.

Become a Premium Member and get exclusive features!

Premium member ($3.00/month or $30.00/year)

Too expensive? Make a small donation by buying us coffee ($5) or help with server cost ($10)

Donate via Paypal Become our Patreon

Thank you for your support!