Un grupo de investigadores ha anunciado la detección de evidencias que podrían indicar que hay vida microbiana en Venus. Si se confirmase, estaríamos ante la noticia más importante de las últimas décadas. Pero no estamos ante una confirmación de vida extraterrestre…
Comencemos respondiendo a la gran pregunta. ¿Se ha encontrado vida en Venus? No. Se han encontrado señales de que podría haber vida microbiana, y los investigadores creen que no hay otras explicaciones realmente convincentes para lo que han observado:
No lo pueden asegurar al 100%. Pero, a decir verdad, si se confirmase sería tremendamente interesante. El segundo planeta del Sistema Solar es un infierno. No tiene nada que ver con las condiciones que encontramos en la Tierra, mucho más amables:
La superficie de Venus no es el lugar en el que se esperaría encontrar vida. A fin de cuentas, soporta temperaturas de 460 ºC, una presión atmosférica 90 veces superior a la de nuestro planeta, y tiene abundantes cantidades de ácido sulfúrico en las nubes. No es nada agradable.
En su lugar, a lo largo del tiempo, se ha sugerido que se debería poner la atención en la atmósfera. Hay una región, en las capas intermedias, donde las condiciones son algo más parecidas a las de la Tierra. No son idílicas, pero quizá si más tolerables para algunos organismos.
A esa franja se la denomina zona templada. Allí podemos encontrar temperaturas que van desde los 0 a los 100 ºC. Es la que nos interesa en este caso en particular. Porque los investigadores han detectado la presencia de fosfina. Un gas que no se esperaba localizar allí.
Lo más interesante es que, en la Tierra, está considerada una señal biológica. Los investigadores explican que solo hay dos formas de producirla en planetas rocosos. Artificialmente, en laboratorios, o gracias a ciertos tipos de microbios, que viven en entornos libres de oxígeno.
Leyendo las declaraciones de algunos investigadores, casi se podría pensar que están completamente seguros de que tienen que haber encontrado vida, aunque no llegan a afirmarlo. Si bien insinúan que no hay ninguna otra explicación que parezca encajar bien con lo observado.
A fin de cuentas, no hay laboratorios para generar fosfina de forma artificial en Venus. Por lo que la única opción válida, parece, sería la de los microbios. El inconveniente es que también se ha detectado fosfina en otros lugares, tanto dentro como fuera del Sistema Solar…
La historia de la fosfina es un tanto enrevesada. Su presencia es conocida en lugares como Júpiter y Saturno. La sonda Cassini, sin ir más lejos, observó su presencia hace no tantos años. Está compuesta por un átomo de fósforo y tres de hidrógeno:
En condiciones normales, no es fácil de formar, ya que no son elementos que tiendan a unirse. El entorno extremo de las atmósferas de ambos gigantes gaseosos, sin embargo, proporciona las condiciones necesarias para provocar que se pueda formar.
También se ha detectado fosfina más allá del Sistema Solar. Por ejemplo, en torno a la estrella CRL 2688. Su presencia resulta toda una incógnita porque todavía se está entendiendo cómo funciona la química del fósforo. Pero la concusión está más que clara.
La fosfina, en algunos casos, puede formarse sin la participación de microorganismos. El punto a favor de los investigadores es que, en un planeta rocoso, no hay mecanismo conocido para dar lugar a su formación. Simplemente, la cantidad observada en Venus es demasiado alta.
Según han explicado los investigadores, de forma natural, a través de diferentes procesos (radiación solar, minerales expulsados desde la superficie, volcanes y rayos), se podría crear fosfina en Venus, pero no en las cantidades observadas. Solo explicaría una pequeña parte.
Tan solo el 0,0001% de la fosfina detectada procedería de esas fuentes. Aquí es donde entran en escena la posibilidad de que sea la señal de que hay vida allí. Podemos fijarnos en la Tierra, donde algunos microbios producen fosfina, y permite establecer paralelismos.
Así, los investigadores calculan que, trabajando solo al 10% de la capacidad de producción mínima, de estos microbios, se podría generar la cantidad de fosfina observada en la atmósfera del planeta. Estos microbios, al menos en la Tierra, no necesitan oxígeno.
Absorben los minerales de fosfato, añaden hidrógeno y expulsan la fosfina en forma de gas. Venus apenas tiene oxígeno en su atmósfera, por lo que el entorno parecería perfectamente adecuado. Además, las señales están presentes donde se esperaría detectarlas en este caso.
Es un motivo para el optimismo. Se detecta un compuesto que, en planetas rocosos, parece que solo puede originarse de forma biológica. Al menos en las cantidades observadas. Pero, al mismo tiempo, no se puede descartar que se ha encontrado fosfina en otros entornos.
Tanto en el Sistema Solar como más allá de esta región del espacio. Es decir, podría haber alguna explicación alternativa. Por ello no se puede afirmar rotundamente que se ha encontrado vida en Venus (ojalá, dicho sea de paso, fuese posible afirmarlo). Sería una noticia tremenda.
Supongamos por un momento que realmente sea vida lo que se ha visto en Venus. ¿Hasta qué punto se parecerían esos microbios a los que podemos encontrar en la Tierra? En nuestro planeta, los microbios que generan fosfina son capaces de aguantar hasta un 5% de ácido en su entorno.
El porcentaje de ácido en las nubes de Venus, sin embargo, es prácticamente del 100%. Así que no está claro cómo serían capaces de sobrevivir en un entorno que sería extremadamente hostil. Siempre, claro está, usando nuestro planeta como ejemplo. Además, todo se ha hecho bien…
Porque los investigadores han hecho sus deberes. Han intentado descartar todos los mecanismos posibles, de origen no biológico, que pudiesen permitir justificar la cantidad de fosfina detectada en la atmósfera de Venus. Han recurrido a los telescopios James Clerk Maxwell y ALMA.
El primero es un telescopio ubicado en Estados Unidos. El segundo, mucho más popular, se encuentra en el desierto de Atacama, en Chile. Ya han anunciado que continuarán sus observaciones con otros telescopios, en busca de otras señales biológicas que se puedan detectar.
También han planteado que la vida pudo aparecer en Venus hace miles de millones de años. Simplemente se apoyan en un escenario que ha sido muy popular desde hace décadas. Es posible que, en su infancia, Venus fuese un lugar mucho más parecido a la Tierra:
No solo eso. Se ha planteado que quizá pudo retener condiciones habitables hasta hace apenas 1000 millones de años. Mucho tiempo en la escala de un ser humano, pero no tanto en la escala astronómica. La vida pudo haber surgido en aquel entonces y adaptarse a los cambios.
A medida que Venus se iba transformando, aquella vida se vería obligada a adaptarse. Hasta el punto de, ahora, encontrarse en la atmósfera en forma de vida microbiana. Podríamos imaginar esa zona templada, en la atmósfera, como el último bastión de la vida en un planeta hostil.
Lejos de resultar un panorama desolador, es tremendamente intrigante y provocador. Venus se encuentra, en algunos modelos, en el borde interior de la zona habitable del Sistema Solar. En otros se considera que está fuera. Depende de qué fuente consultemos:
En ambos casos, no hay duda de que, tanto si está dentro como fuera de la zona habitable, es por poco. Lo que quiere decir es que podría tener las condiciones necesarias para ser habitable y tener agua en su superficie, si nos fijamos solo en la distancia a la que está de Sol.
Para el propósito de este hilo, vamos a suponer que realmente está en el borde interior de la zona habitable. Si estamos ante la detección de vida en Venus, querría decir que los planetas en el borde interior pueden mantener condiciones aptas para el desarrollo de la vida.
No sería vida similar a la de la Tierra. Estaría adaptada a condiciones y un entorno diametralmente opuesto. Pero sería una confirmación de que la vida puede aparecer en los entornos más insospechados. Su presencia, además, abriría un abanico de preguntas no menos tentador.
¿Cuál sería el origen de esa vida en Venus? Pudo ser vida de la Tierra que viajó hasta allí tras el impacto de un asteroide. Quizá incluso viajase a Marte. En ese caso, la panspermia sería un escenario que se convertiría en algo más que una hipótesis...
Sería una demostración sólida de que ese mecanismo, que plantea que la vida podría desplazarse de un lugar a otro, en un mismo sistema planetario, está en funcionamiento. La implicación es tremendamente atractiva. Nos llevaría a pensar en sistemas como puede ser TRAPPIST-1.
Tiene siete planetas rocosos, de los que tres estarían en la zona habitable. Y esto invita a pensar que podría rebosar vida. Bastaría con que hubiese aparecido en uno de esos mundos y, desde ahí, se hubiese esparcido al resto de planetas de esa enana roja:
El origen de esa vida, en el caso del Sistema Solar, bien podría ser la Tierra, como Marte o Venus (habría viajado desde el planeta en el que apareciese al resto). La otra posibilidad es, si cabe, incluso más llamativa. Es posible que apareciese por su propia cuenta en Venus.
Es decir, que no viajase desde ningún otro lugar. En ese caso, querría decir que, en el Sistema Solar, la vida apareció, por sí misma, en dos planetas diferentes. Sería una confirmación de que debería ser abundante a lo largo y ancho de la Vía Láctea:
En ambos casos, nos encontramos con un abanico de preguntas que es de lo más provocador. ¿Y si también se encontrasen señales de vida en Encélado o Europa? ¿En cuántos escenarios extremos, en comparación a las condiciones de la Tierra, podríamos esperar encontrar organismos?
Este estudio, en realidad, puede ser visto como la primera piedra en un edificio lleno de posibilidades, cada una más intrigante que la anterior. Pero, hay que insistir una vez más, no estamos ante una confirmación de vida en Venus. Quizá la haya, pero aún no se puede asegurar.
Aunque los investigadores han hecho un hallazgo sumamente atractivo, no se puede descartar por completo que esa fosfina tenga un origen no biológico. Es cierto que no parece haber un mecanismo claro, para su generación en planetas rocosos, sin la participación de microbios.
No es menos cierto, sin embargo, que bien podría haber algún mecanismo que pueda darse en entornos extremos, como el de Venus, que simplemente había pasado desapercibido hasta ahora. ¿Sería un jarro de agua fría si esa resultase ser la explicación? Probablemente sí.
Supongamos que se confirmase que esa fosfina no es de origen biológico. En realidad, sería un paso más hacia poder decir, algún día, que por fin se ha encontrado vida porque se han descartado todas las posibilidades conocidas. No sería una tragedia, visto desde esa perspectiva.
Por otro lado, cabe la posibilidad de que se encuentren otros compuestos cuyo origen pueda ser biológico (algo que los investigadores quieren analizar en el caso de Venus). O que se descarte, definitivamente, que la fosfina en Venus pueda tener un origen no biológico.
Ambos escenarios nos llevarían a la confirmación de que hay vida más allá de la Tierra. Todavía en nuestro Sistema Solar, sí, pero más allá de nuestro planeta. Nuestros vecinos estarían mucho más cerca de lo imaginado. Curiosamente, no sería en Marte:
El planeta rojo ha cautivado nuestra imaginación a lo largo del tiempo. Esa vida, en su lugar, podría estar en Venus. Probablemente, el último sitio en el que a muchos se le ocurriría buscar. Sea como fuere, hay que tener paciencia para saber si estamos ante la noticia del siglo.
Si os pica la curiosidad, El estudio es J. Greaves, A. Richards, W. Bains et al.; "Phosphine gas in the cloud decks of Venus" publicado en la revista Nature Astronomy el 14 de septiembre de 2020. Puede consultarse en este enlace: nature.com/articles/s4155…
En definitiva, no es una confirmación de que haya vida en Venus, pero quién sabe, quizá estamos ante el primer paso para que esa posibilidad se convierta en realidad...
¡Fin del hilo!
¡Ya está el hilo disponible como Momento de Twitter!
twitter.com/i/moments/1305…

• • •

Missing some Tweet in this thread? You can try to force a refresh
 

Keep Current with Álex Riveiro

Álex Riveiro Profile picture

Stay in touch and get notified when new unrolls are available from this author!

Read all threads

This Thread may be Removed Anytime!

PDF

Twitter may remove this content at anytime! Save it as PDF for later use!

Try unrolling a thread yourself!

how to unroll video
  1. Follow @ThreadReaderApp to mention us!

  2. From a Twitter thread mention us with a keyword "unroll"
@threadreaderapp unroll

Practice here first or read more on our help page!

More from @alex_riveiro

2 Sep
Un grupo de investigadores ha anunciado la detección de la onda gravitacional más masiva detectada hasta ahora. Es muy interesante, porque plantea más preguntas de las que responde. Nos lleva a hablar de agujeros negros con una cantidad de masa que es difícil de explicar…
Así que, para ponernos en contexto, primero hay que recordar qué son las ondas gravitacionales. Hablé de ellas en este hilo, pero, en esencia, son perturbaciones provocadas en el propio tejido del espacio-tiempo, que recorren el universo:
No es, ni mucho menos, la primera vez que se detectan ondas gravitacionales. De hecho, seguramente no es una locura decir que a estas alturas ya se han convertido en algo rutinario, salvo por algún hallazgo excepcional. Este es uno de esos casos por lo que plantea…
Read 35 tweets
13 Jul
Me estáis preguntando en muchos casos si podréis ver el cometa NEOWISE desde algún lugar en particular. Podéis consultarlo en páginas como The Sky Live (funciona en móvil también), en este link. Es muy sencillo (os lo enseño en los siguientes tweets):
theskylive.com/planetarium?ob…
En la parte superior encontraréis el lugar desde el que se está mostrando el firmamento. El mapa se centra automáticamente en el cometa NEOWISE. Así que pulsamos en el nombre que salga (en este caso Madrid, pero suele salir "United Kingdom") ->
y escribimos el nombre de nuestra ubicación (o una localidad cercana):
Read 5 tweets
9 Jul
Un grupo de investigadores ha descubierto un pulsar muy poco habitual. El hallazgo es muy interesante porque forma parte de un sistema binario, junto a otra estrella de neutrones, y podría ayudar a encontrar respuesta a algunos de los grandes misterios de la astronomía.
Hay que recordar que las estrellas de neutrones son restos estelares. Son el producto de estrellas, más masivas que el Sol, que terminaron su vida en forma de supernova. Son muy pequeñas y están compuestas por la materia más densa conocida:
El nuevo púlsar descubierto es PSR J1913+1102. Es parte de un sistema binario, en el que se encuentra junto a otra estrella de neutrones. En unos 500 millones de años, ambas chocarán, liberando mucha energía en forma de ondas gravitacionales y luz:
Read 28 tweets
8 Jul
El cometa NEOWISE se está convirtiendo en una de las grandes sorpresas de 2020. Tras la decepción de los cometas ATLAS y SWAN (que parecía que podrían ser espectaculares), por fin tenemos un cometa que observar. ¡Y se está portando mejor de lo esperado! ¿Cómo podemos verlo?
Hay que decir que el cometa NEOWISE se descubrió el 27 de marzo, cuando estaba a más de 300 millones de kilómetros del Sol. En aquel momento, su brillo era muy tenue, tenía una magnitud aparente de 17, muy por debajo de los objetos visibles a simple vista:
En principio no parecía que fuese a ser gran cosa. Pero con el paso de los días su brillo fue subiendo más rápido de lo esperado. Ahora, en julio, estamos ante un objeto que podemos observar a simple vista. Aunque con cierta dificultad, al encontrarse todavía cerca del Sol.
Read 26 tweets
2 Jul
Un grupo de investigadores ha observado un fenómeno de lo más extraño. Una estrella ha desaparecido. Literalmente. Algo que no se había visto nunca. Pero, para evitar posibles alarmismos, no es algo que le pueda pasar al Sol. Hay alguna que otra idea sobre qué ha pasado…
Pero vamos a ponernos en contexto para entender qué es lo que ha sucedido. Con la ayuda del Telescopio Muy Grande, un grupo de astrónomos ha detectado la ausencia de la estrella en una galaxia enana. En realidad, hay varias explicaciones que se podrían utilizar.
Es decir, no hace falta recurrir a la magia. Una posibilidad es, simplemente, que la estrella haya perdido brillo y se haya visto obstruida por una nube de polvo. La otra, más interesante, es que haya colapsado directamente a un agujero negro:
Read 27 tweets
30 Jun
¿Os acordáis de Betelgeuse? A principios de 2020 dio mucho que hablar porque su brillo bajó de una forma muy pronunciada. Llegó a caer hasta un 40%, algo que nunca se había observado en la estrella. Ahora, un equipo de investigadores cree saber cuál fue la causa…
Como quizá sepáis, Betelgeuse es una estrella que está al final de su vida. Se espera que, en un futuro próximo (en la escala astronómica) explote en forma de supernova. Y claro, que perdiese brillo provocó que se crease mucha expectación. Lo conté aquí:
Sin embargo, desde un primer momento se dijo que la posibilidad de que la estrella fuese a explotar como supernova era muy baja. Lo más lógico era pensar que, simplemente, se trataba de una nube de polvo. Material expulsado por Betelgeuse que oscurecía su visión.
Read 28 tweets

Did Thread Reader help you today?

Support us! We are indie developers!


This site is made by just two indie developers on a laptop doing marketing, support and development! Read more about the story.

Become a Premium Member ($3/month or $30/year) and get exclusive features!

Become Premium

Too expensive? Make a small donation by buying us coffee ($5) or help with server cost ($10)

Donate via Paypal Become our Patreon

Thank you for your support!

Follow Us on Twitter!